<
>
2020-21 Argentine Copa de la Liga Profesional de Fútbol, 2020-21 Copa Diego Armando Maradona - Group Stage
  • Federico Girotti (75')

River lo ganó con lo justo frente a Godoy Cruz

Fotobaires

River logró un valioso triunfo frente a Godoy Cruz, como visitante, al imponerse por 1 a 0 con gol de Federico Girotti.

Así, el conjunto millonario suma 6 puntos en la Zona 3 de la tabla de la Copa Liga Profesional, y tras la tercera fecha del certamen se ubica segundo por detrás de Banfield, el líder, con 9.

Central, con 3 unidades, y Godoy Cruz, sin puntos, completan las posiciones.

Se trató de un triunfo sufrido para los de Marcelo Gallardo: el partido fue muy parejo y el Tomba tuvo la gran chance de empatarlo con un penal que Enrique Bologna, la figura del partido, le atajó a Badaloni.

River llegó a este encuentro con muchas bajas: por estar convocados a sus respectivas selecciones, no estuvieron presentes Franco Armani, Gonzalo Montiel, Paulo Díaz y Nicolás de la Cruz.

Además, no pudo contar con Rafael Santos Borré, con coronavirus, ni con Nacho Fernández, desgarrado.

Pese a todo, el triunfo se lo debe a dos de los jugadores que ingresaron desde el banco. Bologna, además de tapar el penal, fue clave con un par de atajadas determinantes.

Y el pibe Federico Girotti, quien ingresó en el complemento por Pratto, marcó el gol de la victoria.

El encuentro comenzó accidentado. Al minuto de juego Pratto se encontró solo ante Ibáñez tras un gran pase de Julián Alvarez y definió muy bien por encima del arquero.

Marcelo Herrera salvó sobre la línea el gol, pero se golpeó muy fuerte la pierna contra el poste y debió ser reemplazado.

Enseguida, tras una mala salida de Enzo Pérez, Sebastián Lomónaco quedó mano a mano con Bologna, y el arquero salvó muy bien la caída de su arco.

River buscaba presionar y generar peligro en el arco del Tomba, mientras que el rival trataba de aprovechar los espacios.

Los de Gallardo tuvieron varias aproximaciones peligrosas, aunque no lograban llegar con claridad. Enzo Pérez era el que intentaba manejar el balón en el mediocampo, pero estaba bien contenido.

El segundo tiempo mostró características similares a la primera mitad. River era el que más buscaba, pero el Tomba se encontraba al acecho.

Lo que le faltó al conjunto de Diego Martínez fue precisión y efectividad en el tramo final del campo de juego, sobre todo en la definición. Badaloni, quien luego fallaría el penal, estuvo mano a mano con Bologna dos minutos antes del gol millonario, pero adelantó mucho el balón y desperdició una clara chance de gol.

Gallardo ya había metido mano en el equipo: ingresó Carrascal por Ferreira para darle más fluidez al juego en el mediocampo, y el pibe Girotti estaba en cancha en lugar de Pratto.

A los 29 minutos Angileri habilitó a Suárez, el ex Belgrano desbordó muy bien por la izquierda y el centro cayó a la ubicación justa de Girotti, quien de palomita selló el 1 a 0.

Unos minutos después, Casco puso la mano tras un centro al área y Darío Herrera sancionó penal. Bologna se adelantó pero contuvo muy bien el débil remate del joven Badaloni.

Quedaba tiempo para más. El partido estaba para el empate del Tomba o para que River lo liquidara.

Juan Bolado, el arquero que ingresó por el lesionado Ibáñez en el complemento, le tapó abajo el segundo a Rollheiser, y sobre la hora Bologna sacó un gran remate de Ojeda que pudo haber sido el empate.

Terminó ganando River un partido importante, en parte por responsabilidad de un rival que falló en el área de enfrente. No es casual que en este torneo, de tres partidos jugados, los mendocinos sólo hayan anotado un gol.

Los de Gallardo, en tanto, terminaron conformes por el triunfo conseguido con un equipo con muchos suplentes, que les permite quedar bien posicionados en el grupo pensando en la clasificación a la siguiente fase.