play2:55

¿No lo echó porque era Cristiano? Tremenda plancha del portugués

La polémica del partido: CR7 le puso los tapones en la cara a Cragno, arquero de Cagliari, y lo dejó sangrando. El árbitro le mostró amarilla al de Juve y el VAR no llamó para revisar.