<
>

Schwartzman: "La idea es que no haya torneos obligatorios"

play
¿Cuál es el principal objetivo de Schwartzman para 2021? (0:40)

El argentino conversó con ESPN y contó uno de sus máximos anhelos de su vida y para la temporada que arrancó. (0:40)

Diego Schwartzman no solo es el máximo aspirante al título en el Córdoba Open sino que además es uno de los jugadores con más voz del circuito. En el Media Day, el número 9 del ranking ATP se despachó con su habitual tranquilidad para responder del torneo, del coach de Miomir Kecmanovic, de las "nuevas" burbujas, de su rol de líder, de la Legión que lo tuvo como hijo pródigo y mucho más.

“Lo de Australia sería lo ideal, pero es todo muy difícil. No hay un país o un lugar que se disponga a hacer eso sin que pase un rebrote o algo fuera de lo normal”, dijo sobre la posibilidad de replicar varios torneos en una misma sede tal como ocurriera en los últimos 30 días.

"Siendo sincero, cada uno es un mundo y es muy difícil que todos coincidamos", dijo respecto de las charlas que mantiene con sus colegas del circuito. "La idea es que no haya torneos obligatorios. En nuestro caso, nos obligaría a ir 4 o 5 meses a encerrarnos en Europa", confesó.

Bajando a la realidad que le compete esta semana certificó que "es muy importante la realización de torneos en Sudamérica y está a la vista. En Chile llegaron a la final dos argentinos, en Córdoba hay 9 jugadores argentinos, eso está muy bien y es lo que se genera".

No se quitó la responsabilidad que significa ser el primer preclasificado y que no haya podido festejar como en su propio país como profesional: "Yo solo me presiono".

Y cuando lo emparentaron con David Nalbandian, presente como coach de Kecmanovic, rápidamente se separó: "Es difícil que me comparen con el Rey o alguien de esa camada. Tienen demasiados logros. Si por ranking represento al mejor de la región si es comparable pero por logros no".