<
>

Daniel Galán, la sorpresa de Colombia en Roland Garros

play
Galan dio otra sorpresa y eliminó a Sandgren en Roland Garros (1:06)

El colombiano venció al estadounidense 6-2, 6-2 y 6-3 y avanzó a la tercera ronda. Allí se enfrentará al serbio Novak Djokovic. (1:06)

Daniel Galán (153°) es una de las grandes revelaciones de la edición 2020 de Roland Garros. Clasificado al cuadro principal como "lucky loser", debutó ante Cameron Norrie (72°) y Tennys Sandgren (47°) venciendo a ambos para conseguir sus primeras dos victorias en un Grand Slam.

A pesar de ser el tenista colombiano mejor rankeado y de haber protagonizado una sorprendente victoria en la Copa Davis ante Argentina (se impuso en el partido decisivo ante Juan Ignacio Londero), a sus 24 años Galán no había despegado en el circuito. Sus mejores participaciones habían sido en ATP 250 de Houston 2019 (cayó en semifinales ante Casper Ruud) y en el nivel Challengers. Su mejor ranking fue el 140° hace apenas ocho meses.

Sus comienzos en el tenis no fueron como los de cualquier chico normal. El nacido en la ciudad de Bucaramanga proviene de una familia de clase media y amante de los deportes. Tanto sus padres como sus dos hermanas (Sat y Rocío) y su hermano (Xando) practicaron voley, fútbol y tenis. Este último fue el que más impactó en todos ellos y Xando fue el que más lejos llegó, posicionándose como 650° en el 2007.

Galán, al intentar imitar lo hecho por él, empezó a dedicarle tiempo completo al deporte desde los 17 años, cuando luego de una charla con sus padres abandonó el colegio. "Lo notamos muy decidido. Él quería ser profesional en el tenis y para eso necesitaba meterse de cabeza. Lo entendimos, lo apoyamos y el tiempo le dio la razón" declaró su madre Doris al diario La Vanguardia de Bucaramanga en 2018.

La falta de dinero para salir a competir afuera de Colombia fue la razón principal por la que el colombiano se inició más tarde que temprano en el circuito. Su padre había pensado en hipotecar la casa para costearle los viajes a su hijo pero su madre Doris lo evitó. "Me salieron con el cuento de la casa, que porque el papá de Juan Pablo Montoya (ex piloto de Fórmula 1) había hecho lo mismo, pero conmigo no. Eso eran los Montoya, yo no apoyo esa locura" le recordó al diario La Vanguardia de Bucaramanga en 2018.

Su entrenamiento hasta ese momento se basaba en pelotear frente a un muro, siendo supervisado por su padre (entrenador improvisado de tenis) o entrenar con sus hermanas. Solo dos años después de profesionalizarse, obtuvo sus primeros puntos ATP al vencer al español Pere Riba en la primera ronda del ATP 250 de Bogotá por 7-6 (3) y 6-3.

Un dato particular de la historia de Daniel Galán es que su dieta es vegetariana. Desde que nació, sus padres lo alimentaron de esa forma ya que Santos había adoptado esta forma de vida en la universidad y Doris lo había hecho a raíz de un problema de salud, recomendado por un médico, según contó el sitio oficial de la ATP. “La conciencia alimenticia y ambiental me la inculcaron desde que nací. Y como tenista no he sentido que me afecte”, asegura Daniel al mismo sitio.

Si bien a sus 24 años todavía no ha logrado lo hecho por otros tenistas como Alejandro Falla (ex N°48) y Santiago Giraldo (ex N° 28) como ser Top 100 a los 23 años, Galán va escribiendo su propio camino a su manera. Justamente Giraldo, a quien tiene de ídolo desde su niñez, lo enfrentó en el Challenger de Guayaquil de 2016 y se dio el gusto de vencerlo por 7-5, 3-6 y 6-3. “Cuando yo era niño, veía a Santi por televisión y lo idolatraba. Es loco cómo las cosas cambian con el tiempo”, asegura Daniel después de compartir equipo de Copa Davis junto a su ídolo. Además, Giraldo es un consejero constante para él y así lo explica: "Dani es un hermanito pequeño para mí. Espero poder ser un líder positivo para él" citó el sitio oficial de la ATP.

Galán estará ante el reto de su vida cuando enfrente por primera vez en su carrera a un Top 10, Novak Djokovic (1°), por la tercera ronda de Roland Garros.