<
>

Beatriz Haddad solo tendrá que cumplir diez meses de suspensión

La tenista brasileña Bia Haddad solo tendrá que cumplir diez meses de suspensión por dopaje y podrá regresar a las canchas el 22 de mayo, luego de que la Federación Internacional de Tenis concluyera que las sustancias prohibidas por las que dio positivo fueron ingeridas de forma no intencional.

La asesoría de prensa de la tenista y su abogado destacaron este lunes que la sanción anunciada por la Federación deja claro que, pese a que se le impuso por violación de normas antidopaje, el organismo entendió que las sustancias prohibidas que se le detectaron en sus muestras de orina fueron producto de una "contaminación cruzada en una farmacia de manipulación".

Beatriz Haddad Maia, de 23 años, está cumpliendo desde el 22 de julio de 2019 una suspensión preventiva luego de que una de sus muestras de orina diera positivo para dos anabolizantes del tipo SARM que son prohibidos.

Como la Federación Internacional de Tenis (ITF, por sus siglas en inglés) determinó que la suspensión es retroactiva, la tenista podrá volver a las canchas a partir del 22 de mayo próximo y pretende hacerlo en torneos europeos, según su asesoría de prensa.

De acuerdo con el abogado de la tenista, las sustancias SARM S-22 (enobosarm) y SARM LGD4033 (ligandrol) fueron encontradas en un multivitamínico que Haddad tomaba por recomendación médica, en un examen antidopaje que se le practicó el 4 de julio de 2019 durante el torneo WTA de Bol (Croacia) en el que fue derrotada en primera ronda.

La atleta envió todos los frascos de las vitaminas que tomaba como complemento de su dieta a un laboratorio de referencia de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) en Montreal (Canadá), en donde se comprobó que algunos estaban contaminados con las dos sustancias.

Tras la divulgación del resultado del análisis, "la Federación aceptó que las sustancias prohibidas encontradas en las muestras de Haddad surgieron de forma no intencional como consecuencia de contaminación cruzada en el laboratorio de manipulación", aseguró el abogado Bichara Neto, citado en el comunicado.

Especialista en dopaje y socio de la firma Bichara e Motta Advogados, el jurista agregó que Haddad es una "atleta muy diligente, que usaba vitaminas prescritas por un médico y que fueron compradas en una farmacia que garantizaba vender productos sin sustancias prohibidas en cumplimiento de las reglas antidopaje".

La tenista, igualmente citada en el comunicado, afirmó que el tenis es la mayor pasión de su vida y que nunca colocaría en riesgo algo tan importante.

"Siempre jugué limpio y fue con el tenis que aprendí los valores que forman parte de mi día a día: respeto, honestidad y trabajo duro", expresó.

Antes de ser suspendida, la brasileña había dado negativo en otra prueba antidopaje a la que fue sometida en julio de 2019 tras el Abierto de Wimbledon, en el que ganó cuatro partidos, incluido el que la enfrentó a la española Garbiñe Muguruza, exnúmero uno del mundo.

Haddad, que ya llegó a ser la 58 mejor del mundo, ocupaba el puesto 99 en la clasificación internacional antes de ser suspendida, y el largo período fuera de las canchas y la pérdida de los puntos de los partidos que disputó en los torneos de Bol, Ilkley y Wimbledon la tienen actualmente en el lugar 147 del ránking.

La tenista natural de Sao Paulo disputa el circuito profesional desde 2010 y cuenta con 8 títulos en individual y 9 en parejas.