<
>

Rennie apuesta por los jugadores que estén en Australia

El entrenador de Australia, Dave Rennie, dejó en claro que no llamará jugadores que se desempeñan en el exterior mientras esté al frente del seleccionado y que se las arreglará con aquellos que se desempeñan en el país, sin embargo, no descartó que pueda romper con lo dicho en caso de extrema urgencia.

Debido a las restricciones de viaje de COVID-19, Australia se vio obligada a depender por completo del talento local esta temporada. Matt Philip fue un abonado en la segunda línea a lo largo de los 5 partidos que jugó el equipo y ya lo confirmaron como titular ante Los Pumas el sábado en el Bankwest Stadium. Lukhan Salakai-Loto estuvo a su lado 3 partidos hasta que se lesionó y apareció Rob Simmons, un veterano con 105 presentaciones con la camiseta amarilla.

Si bien el line out tuvo sus problemas, la mejora en los últimos partidos dejaó satisfecho a Rennie que rehúsa de la Ley Giteau que le permite a los jugadores que jugaron 60 partidos y se desempeñan en el exterior, poder ser convocados al seleccionado Wallaby. “No vamos a traer una enorme cantidad de jugadores del extranjero", dijo Rennie el jueves y aclaró que “eso realmente dependerá de si realmente lo necesitamos. El escenario ideal es que sean todos jugadores que se desempeñan en nuestro ámbito".

Irónicamente, el sábado ante Los Pumas podría ser el último partido de Simmons que firmó para London Irish y compartirá equipo con Agustín Creevy. Sin embargo, sus años al servicio del seleccionado le permiten ser convocado por Rennie. “Me gustaría pensar que siempre estoy disponible. Pero creo que cuando firmé en el extranjero, siempre dije que la mejor manera de avanzar es jugar en Australia para los Wallabies”, dijo Simmons.

Philip también se dirige a Europa por una temporada con Pau en el Top 14 francés, pero no pondrá en peligro su lugar en los Wallabies porque ya firmó con los Rebels para 2022. "Una vez que estuve involucrado en el equipo y tuve algunas conversaciones con los entrenadores, tuve un gran cambio de mentalidad ", dijo Philip a The Australian. "Reevalué mis metas y las llevé un poco más arriba".