<
>

María Pía Fernández y un cierre con la frente en alto

María Pía Fernández corrió lesionada, pero logró culminar la carrera de los 1.500 metros, cerrando su serie en el último lugar.

Horas antes de la competencia, la uruguaya anunció que había sufrido una lesión muscular, pero que de todas maneras se iba a presentarse a la prueba a la que tanto sacrificio le había costado llegar.

En su cuenta de Instagram, la atleta uruguaya explicó que "con un duro golpe de realidad, rota física y emocionalmente, hoy por voluntad propia y bajo mi propia responsabilidad, decido pararme en esa línea de largada porque me lo merezco y porque trabajé muy duro por esto. Y también, porque huir no es una opción".

Agregó que "decido enfrentarme a la realidad, aunque duela y no sea como lo soñé y planifiqué. Pero es lo que toca y como siempre voy a dar todo, al menos "todo" lo que mi cuerpo hoy me permita dar. Hoy más que nunca voy a necesitar todo ese apoyo y buenas vibras que siempre transmiten. Siento mucho decepcionar a todos quienes confiaron en mí y se ilusionaron conmigo. Hoy me propongo intentar disfrutar pese a todo, y pase lo que pase prometo sobre todo, que esto no termina acá. Gracias por todo y perdón por tan poco".

Con la participación de María Pía Fernández se cerró la participación de los atletas uruguayos en los Juegos Olímpicos de Tokio.