<
>

Paola Pliego se quita careta en Body Issue, versión latinoamericana

"Sentí que todo fue natural, nada posado". ESPN The Magazine

MÉXICO -- Una de las mejores esgrimistas del mundo se quitó el uniforme para la primera edición latinoamericana del Body Issue de ESPN Magazine. La mexicana nos habló de su vida, su deporte y de la experiencia de participar en esta sesión de fotos tan particular, que saldrá de manera digital el 3 de agosto.

¿Hay un cuerpo ideal para un deportista?
Creo que no hay un cuerpo ideal para un deportista o persona, cada quien tiene el suyo, sí ves diferencias, cada cuerpo es diferente. En esgrima me doy cuenta quién práctica el deporte, se nota, se ve. Si haces sable como yo, se ve en las piernas, son más fuertes porque te mueves más con ellas, también se nota más en los brazos.

¿Por qué hacer el Body Issue?
Me gustó la idea y el hacerlo [...] me sentí cómoda. Simplemente lo hice, sentí que todo fue natural, nada posado.

¿Qué piensas del Body Issue?
Me gusta, me es interesante, me encanta ver los cuerpos de los atletas y cómo es diferente [cada uno] de acuerdo a su disciplina, las partes que trabajan. Es interesante, ya que luego ves a los atletas como a mí con todos sus trajes o sus equipos y no te das cuenta de todo lo que hay abajo y trabajan todos los días.

¿Por qué el esgrima?
Pues lo vi en una película “Juego de Gemelas” y estaban haciendo esgrima, luego lo vimos (con sus hermanas) en los Juegos Olímpicos y mis hermanas lo comenzaron a practicar, aunque a mí no me dejaban ya que estaba muy chica, pero a los seis años me dejaron practicarlo y ahí comenzó todo.

¿Qué se siente no traer equipo más que un sable y una careta?
Pues normal, se siente natural. A veces entreno solamente con mi sable, bueno con ropa, pero con mi sable.

¿Qué es lo que más te gustó de la experiencia?
Todo me gustó, participar en una idea que me guste y que haya sido fácil, y lo mejor que todo saliera bien.

¿Qué dijo tu familia sobre participar en el Body Issue?
Todos estaban emocionados, nadie reaccionó mal, ya que habían visto fotos de las revistas anteriores y saben que no se verían mal o de mal gusto.

¿Qué esperas cuando las personas vean las fotos?
Pues nada, espero que les guste a todos y que la gente de esgrima se vea identificada y que vean que tienen el cuerpo como yo.

¿Cuánto tiempo le dedicas al deporte?
Yo hago la modalidad de Sable femenil y entreno de lunes a viernes, tres de ellos son entrenamientos de técnica, luego físico, después pilates, y descanso los sábados y domingos. Todo en diferentes sesiones al día.

¿Qué es lo más importante en tu carrera?
Para mí lo más importante en cualquier deporte es que de verdad ames lo que haces, no es fácil, el ir a entrenar es difícil, estar ahí mañanas y tardes, y luego perder en las competencias. No siempre ganas y lo más importante para mí es que ames siempre lo que hagas, para hacer el sacrifico, porque no vas a sacrificarte si realmente no lo amas, lo más importante en la vida es que ames lo que hagas todos los días, que sientas que todos los días que trabajas ganas la medalla y no solamente el día que la ganas.

¿Lo más difícil de ese sacrificio?
Lo que menos me gusta es perder, yo creo que a todo el mundo, pero a mí me gusta ganar, soy competitiva, me gusta llegar a las competencias y ganar, aunque perder siempre es difícil porque sabes cuando estas teniendo un mal día y a veces pensar que entrenaste tanto para perder, eso es lo más difícil y a su vez lo más bonito porque cuando pienso que mal me va, luego me veo positiva y me llega el buen resultado.

¿Qué ha cambiado desde que te fuiste a entrenar a Estados Unidos?
Todo cambia, siempre cuando te vas a algún lugar todo cambia, la técnica, táctica, la forma de pensar, Antes no lo veía, pero con una compañera que entreno, que ganó olímpicos dos veces y muchos campeonatos del mundo, me ha enseñado que hay que creer que podemos ganar, que puedo hacer lo mismo que una rusa, una italiana, como quien sea y hago lo mismo, mi forma de pensar cambió.