<
>

Los peleadores de MMA que definieron la década

ESPN

Hay peleadores que encontraron éxito en el Octágono, y hay peleadores cuyo éxito trascendió el Octágono.

El segundo grupo incluye superestrellas cuyas contribuciones no necesariamente se definen por victorias y derrotas. No solo sobresalieron en el deporte, lo cambiaron.

Durante la última década, tres de estos atletas se destacaron por cómo impactaron MMA. Uno fue pionero, uno puede ser el mejor peleador de todos los tiempos y alguien asociado con un cambio de política histórico en el deporte y el otro simplemente es la estrella más grande en la historia del deporte.

Brett Okamoto, Jeff Wagenheim y Marc Raimondi de ESPN desglosan las contribuciones que hicieron de estos tres los más influyentes en la última década.

Conor McGregor

play
1:57

El momento que supimos que Conor McGregor era una estrella

Ariel Helwani, Brett Okamoto y Mark Raimondi hablan sobre los primeros días de Conor McGregor en UFC y el ambiente que lo rodeaba.

Ningún peleador en la historia de las artes marciales mixtas ha tenido un mayor impacto en el deporte que McGregor en la última década. Punto. Fin a la discusión. Eso no le quita absolutamente nada a ninguno de los grandes atletas que moldearon y llevaron la MMA a donde está hoy, pero ninguno de ellos estuvo tan cerca de definirlo como McGregor.

La gira mundial de UFC en el 2015, la mayor campaña promocional en la que se ha embarcado la compañía, fue por McGregor. La marca UFC que se vendió por $4 mil millones en el 2016 fue, en gran parte, debido a McGregor. ¿Un evento con Floyd Mayweather? Eso fue por McGregor.

El impacto del irlandés en MMA se ha sentido desde un punto de vista competitivo y comercial. Increíble, si se considera que esencialmente lo hizo todo en un lapso de aproximadamente cinco años.

Por supuesto, no todas las hazañas de McGregor pueden caracterizarse como positivas. Su personalidad y legado cambiaron, mucho, en los últimos años. Pasó de ser prácticamente desconocido, a estrella, a campeón, a superestrella, a espectáculo en muy poco tiempo. No se puede negar que McGregor sigue siendo bueno para un deporte que siempre ha luchado por nuevos espectadores y la atención general, pero la forma en que exige esa atención se volvió decepcionante.

Aún así, pregúntele a cualquier fanático del deporte si está familiarizado con Conor McGregor, y es muy probable que la respuesta sea sí. Es la estrella más grande que el deporte ha producido y ha alcanzado un nuevo nivel de popularidad gracias a él.

-- Okamoto

Jon Jones

play
2:30

El complicado legado de Jon Jones

Ariel Helwani, Brett Okamoto y Mark Raimondi discuten sobre Jon Jones, cuyo estatus como el mejor de todos los tiempos está afectado por problemas fuera del octágono.

Cómo Jon Jones definió la década no es tan simple como mirar su récord dentro del Octágono. Su impacto puede haber comenzado allí, pero se extiende mucho más allá de la estructura de acero.

Jones entró en esta década tras una derrota. OK, eso es una broma. El registro muestra una pérdida de Jones ante Matt Hamill en diciembre del 2009, pero su descalificación por aterrizar codos ilegales ha sido muy discutida. Y algo que nadie discutirá: hasta que esos codos prohibidos aterrizaron, Jones estaba destruyendo a Hamill con cada ataque permitido, como lo ha hecho con todos los demás que entraron en la jaula con él, en diversos grados, antes y especialmente desde entonces.

El 19 de marzo del 2011, Jones se convirtió en el campeón más joven en la historia de UFC. Y vaya, el joven de 23 años lo hizo con estilo. En la mañana de su desafío titular por el cinturón semipesado de Mauricio "Shogun" Rua, Jones y un par de sus entrenadores salieron de su hotel en Newark en busca de un lugar tranquilo en el norte de Nueva Jersey para meditar. En cambio, se toparon con una pareja de ancianos que fueron robados, con lo cual Jones persiguió al sospechoso y lo retuvo para la policía. Horas antes de la pelea en jaula más grande de su vida, Jones se había convertido en un luchador contra el crimen digno de la Liga de la Justicia.

Desde que le quitó el cinturón a Shogun, "Bones" ha peleado 13 veces sin una derrota. Hubo otros grandes de MMA en esta década, pero cada uno de ellos, desde Ronda Rousey hasta Demetrious Johnson, finalmente fueron vencidos. No Jones. Se ha mantenido el estándar de excelencia sostenida dentro de la jaula Fuera de la jaula ha sido una historia diferente. Los fiascos han seguido llegando, desde una pelea en una conferencia de prensa hasta un accidente automovilístico ‘hit-and-run’ y una conducta desordenada con una camarera en un club de striptease. Para los fanáticos y especialmente para los funcionarios de UFC, Jones ha sido desesperante como impresionante.

Pero algunas de las fallas de Jones ayudaron a definir la década. Dos de las tres veces que fue despojado de su título, fue por pruebas de drogas fallidas. La saga de pruebas de drogas de Jones ha puesto el foco de atención en la transición de UFC de la era de la terapia de reemplazo de testosterona (TRT). Fue conceptualizado como una nivelación del campo de juego, pero se convirtió en lo que, según las apariencias, todo vale. Hoy estamos bajo la Agencia Antidopaje de los EE.UU. (USADA), que ha resultado en la cancelación de peleas de alto perfil. Para Jones, al igual que con otros luchadores de primer nivel que se han enfrentado a USADA, sus currículums completos se han visto envueltos en signos de interrogación.

Hace un año, Jones falló en una tercera prueba de drogas, pero finalmente fue absuelto, y eso llevó a un momento definitorio: UFC 232 fue trasladado en su totalidad de Las Vegas a Los Ángeles para permitir que su revancha con Alexander Gustafsson se llevara a cabo. A pesar de toda la agitación que Jones ha creado en la última década, el cambio de sede demostró cuán importante sigue siendo este hombre para la promoción de la pelea y el deporte.

-- Wagenheim

Ronda Rousey

play
2:32

El impacto de Rousey vs. Carmouche

Ariel Helwani, Brett Okamoto y Mark Raimondi conversan sobre la importancia de la primera pelea de mujeres en UFC, Ronda Rousey vs. Liz Carmouche.

No hay forma de separar a Ronda Rousey del crecimiento del MMA femenino en la última década. La habilidad de Rousey, su poder mediático y el carisma como campeona de Strikeforce convencieron al presidente de UFC, Dana White, de permitir que las mujeres luchen para su compañía. Antes del ascenso de Rousey, White dijo infamemente que las mujeres "nunca" competirían en el UFC. No creía que hubiera suficiente profundidad. Rousey cambió su opinión.

La primera pelea femenina en la historia de UFC fue Rousey enfrentando a Liz Carmouche en el evento principal de UFC 157 el 23 de febrero del 2013. Rousey ganó con su sumisión de brazo a los 4 minutos, 49 segundos del primer round. Hubo quienes en ese momento no estaban de acuerdo con Rousey y Carmouche encabezando el evento principal entre los excampeones Lyoto Machida y Dan Henderson. Ahora, casi siete años después, esa noción parece ridícula.

Incluyendo UFC 157, 13 eventos de pago por evento UFC y 27 carteleras de UFC en total (casi el 10 por ciento) han sido encabezados por mujeres. Rousey encabezó un récord de seis de esos PPV. Debido a su comerciabilidad, dominio y enfoque, Rousey convirtió una promoción que no tenía peleas de mujeres en una que regularmente tiene mujeres en lugares destacados.

"Ronda era la persona perfecta en el lugar perfecto en el momento perfecto", dijo Kayla Harrison de la PFL, excampeona olímpica de judo y antigua amiga de Rousey. “Abrió la puerta para mujeres como yo. Ni siquiera la abrió, la pateó". Las mujeres en las artes marciales mixtas no comenzaron con Rousey, por supuesto. La pelea estelar de Strikeforce en el 2009 enfrentando a Cris Cyborg y Gina Carano en Showtime fue extremadamente influyente. Carano fue una de las inspiraciones de Rousey para luchar después de que Rousey ganó la medalla de bronce olímpica en judo en 2008. Incluso antes de Cyborg vs. Carano, hubo grandes peleas entre mujeres.

Pero Rousey llevó las cosas un paso más allá en UFC, donde a las mujeres se les paga esencialmente en promedio tanto como a los hombres, una gran diferencia entre MMA y otros deportes importantes. Rousey trajo con ella la división de peso gallo, pero ahora hay cuatro divisiones para mujeres en UFC: peso paja, mosca, gallo y pluma. Dentro de la jaula, el dominio de Rousey no tenía precedentes y es posible que nunca se vuelva a ver. Comenzó su carrera 6-0 con sumisiones de brazo de primer round en cada una y recibió el título de peso gallo femenino de UFC cuando firmó en 2012 después de sostener el cinturón de Strikeforce. UFC compró Strikeforce un año antes

Rousey (12-2) ganó sus primeras seis peleas de UFC, todas menos una por detención en el primer round. Durante un periodo de tres peleas en 2014 y 2015, derrotó a Alexis Davis, Cat Zingano y Bethe Correia en 64 segundos combinados. Rousey se convirtió en la estrella más grande de UFC en 2015, cruzando para aparecer en películas como "Furious 7", "Entourage" y "The Expendables 3”.

Rousey (12-2) won her first six UFC fights, all but one by first-round stoppage. During one three-fight stretch in 2014 and 2015, she defeated Alexis Davis, Cat Zinganoand Bethe Correia in a combined 64 seconds. Rousey became the biggest mainstream star in UFC history in 2015, crossing over into movies like "Furious 7," "Entourage" and "The Expendables 3."

Holly Holm terminó la racha invicta de Rousey por nocaut en UFC 193 el 15 de noviembre de 2015. Rousey regresó a UFC 207 el 30 de diciembre de 2016, pero fue noqueada nuevamente por Amanda Nunes, esencialmente terminando su carrera de MMA. Pero el legado de Rousey ya estaba cementado. Ella todavía tiene el récord femenino de UFC con seis defensas del título. En 2018, Rousey se convirtió en la primera mujer en ingresar al Salón de la Fama de UFC, no solo por sus logros individuales, sino también por cómo transformó el juego para mujeres en MMA.

-- Raimondi