<
>

¿El premio mayor de Jorge Masvidal? Variedad de opciones

Jorge Masvidal posa con el título BMF que obtuvo tras derrotar a Nate Díaz. Getty Images

Cuando conversé con Conor McGregor el 12 de diciembre del 2015, luego de que noqueó a Jose Aldo, él dijo algo que permaneció en mi mente desde entonces: "Las preguntas son buenas, como son buenas las opciones. En el negocio de las peleas hay preguntas y opciones, y me contenta que existan ambas cosas".

Nunca había escuchado a alguien analizar de esa forma las mejores consecuencias de ganar en el juego de los combates.

Y eso es precisamente donde se encuentra Jorge Masvidal esta semana: enfrentando preguntas y opciones. Preguntas con respecto a lo lejos que ha llegado en el lapso de un año y a dónde irá desde este punto.

Y las opciones son muchas. Vamos, es posible que jamás ha tenido tantas opciones disponibles.

Vaya, incluso podríamos ver un dirigible sobrevolar Coconut Creek, Florida, en estos momentos con la frase "El Mundo es Tuyo".

No se confundan, lo más que ganó Masvidal en la noche del sábado, al imponerse a Nathan Diaz, fue una abundancia de opciones. Nada que ver con ese cinturón BMF o algo así. Las opciones representan lo más importante. Y en lo que a mí concierne, Masvidal cuenta, en estos momentos, con tres opciones realistas a su disposición:

1) Enfrentarse al ganador de la pelea entre Kamaru Usman y Colby Covington por el título wélter
2) Una revancha contra Díaz
3) Conor McGregor

Hasta el momento, no se ha tomado una decisión. Es demasiado pronto. No es necesario apresurarse.

Pienso que el equipo de Masvidal solo debe empezar a pensar en el siguiente paso después del combate entre Usman y Covington el próximo 14 de diciembre. Pienso que, de ganar Covington, se producirán esfuerzos para concretar una pelea entre él y Masvidal debido al historial entre ambos. Creo que si gana Usman, eso sería mejor para Díaz, porque no pienso que exista mucho interés estos días en un tentativo combate Usman vs. Masvidal.

Y, por supuesto, tenemos a McGregor. Él desea volver el 18 de enero (más adelante ahondaremos al respecto), por eso no creo que su siguiente rival sea Masvidal. Sin embargo, ¿qué tal en julio? ¿Por qué no?

A final de cuentas, hay tres opciones tremendas sobre la mesa. Y sé que Masvidal intenta concretar una pelea contra "Canelo" Álvarez. No lo descartaría, aunque creo que hay pocas probabilidades de que eso ocurra, al menos por ahora, pero sería mejor mantener esa carta bajo la manga.

Y ciertamente que Díaz, tal como lo mencionó en Twitter, hizo que esas opciones estuvieran disponibles para Masvidal. Él fue quien lo convocó después de vencer a Anthony Pettis, cuando pudo haber elegido a quien fuera como su próximo rival. Por eso, creo que Masvidal le debe una revancha en un futuro. ¿Estará de acuerdo la UFC? Está por verse.

Pero, ¿saben qué?: Díaz también cuenta con opciones. La gente aún lo quiere y su próxima pelea será sumamente atractiva. Si algo nos enseñó el combate Masvidal-Diaz, es que una derrota no define la carrera de estos hombres. ¿Duele la derrota? Claro que sí, pero no creo que la atracción de Nate haya caído mucho.

Podría ser cuestión de un minuto, tal como dicen los chicos, antes de que veamos a Diaz de regreso, pero cuando concrete su eventual retorno, será divertido volver a verlo dentro y fuera de la jaula.

Una última palabra con respecto a las opciones:

En la noche del lunes, conversé con el campeón de los pesos medios Israel Adesanya para un artículo que será publicado el próximo mes. Le pregunté cuáles eran las mejores consecuencias de su éxito. Pensé que hablaría sobre dinero, o la inspiración que ha generado en muchos niños nigerianos.

¿Cuál fue su respuesta?

"Las opciones".

Más de "Gamebred"

Nuevamente: vaya año para un hombre que estuvo inactivo durante 2018. Masvidal podría ser el Peleador del Año; además de ser la revelación y el de mayor progreso este año. Eso nunca ha sucedido. Pero todo lo anterior suena apropiado en el caso de Jorge "Gamebred" Masvidal en este 2019.

Ahora bien, sé que hay muchos que aún se sienten decepcionados por el resultado de la pelea del sábado. Algunos puntos al respecto:

1) No subestimen lo bien que se vio Masvidal en los primeros tres asaltos. ¿Habría Díaz volteado el resultado en el cuarto? Quizás. Nunca lo sabremos. Pero sí tenemos presente que Masvidal lideraba 3-0 antes del cuarto asalto. Díaz necesitaba rematar para ganar esa pelea.

2) La forma en la cual terminó el combate fue, de hecho, el mejor escenario posible para Díaz y el peor para Masvidal. En el caso de Díaz, si hubiese perdido la totalidad de los cinco asaltos o por un final súbito, habría representado un fuerte golpe a su personalidad. Pero ahora puede voltear el libreto a su favor, lo cual hizo como solo él puede durante la rueda de prensa tras la pelea, diciendo que apenas estaba calentando. Brillante. Masvidal no obtuvo la victoria definitiva que estaba buscando, llegando incluso a ser objeto de abucheos a su salida. Lo cual no se merecía.

3) Podemos criticar cuantas veces queramos a la técnica del combate, los planes de juegos o incluso a los árbitros o jueces, pero no me siento cómodo criticando a un médico. ¿Habría proseguido la pelea si hubiese sido en Nevada o California? Quizás. Es realmente difícil decirlo.

play
1:43

Masvidal habló "en serio" de pelear contra Canelo

Jorge Masvidal confesó a Ariel Helwani que se toma en serio su deseo de boxear con Canelo Álvarez y por qué podría noquearlo sin problema.