<
>

Peleador de UFC denuncia la corrupción en el fútbol mexicano

play
'No tenía lana para seguir en el futbol' (1:03)

Teco Quiñonez cambió el futbol por las Artes Marciales Mixtas, ya que se dio cuenta que no llegabas al máximo circuito por tu capacidad (1:03)

El mexicano José Alberto Quiñónez está listo para subir al octágono por séptima ocasión en su carrera el próximo sábado contra el peruano Carlos Huachín en la cartelera preliminar del UFC México.

Sin embargo, "El Teco" podría haber estado lejos de las artes marciales mixtas a estas alturas de su vida y podría estar jugando los fines de semana con algún club del futbol mexicano.

Quiñónez, de 29 años de edad, decidió probar suerte en su juventud con los Tecos, de ahí su apodo, antes de dedicarse a las artes marciales mixtas, deporte en el que debutó en marzo del 2013 con una victoria por nocaut sobre Alexis Gallardo.

"Intenté ser futbolista, mi alucín de morro y vi la realidad que hay mucha mafia en el futbol y que la verdad no me gustó al final y busqué otro deporte", declaró Quiñónez durante el Día de Medios del UFC. "Llegué a las MMA, me abrió las puertas y me ha llevado a otros lugares del planeta y eso es lo que más agradezco de este deporte, que me ha enseñado el mundo entero y que no hay idioma para esto".

No obstante, Quiñónez fue más allá al denunciar que la razón por la que no debutó en el futbol no se debió a su falta de talento, sino a corrupción en las directivas.

"La mafia del futbol, la verdad es que vi que no se llega con talento a la primera división, sino con dinero y con tracas y la verdad dije 'Esto no es pa' mí', y aparte no tenía dinero, cómo iba a llegar así con nomás patear el balón", acusó. "Entonces lo que hice fue dedicarme a chambear, la verdad es que no sabía que iba a llegar a esto cuando empecé a entrenar, nomás me gustaba el deporte y siempre me ha gustado el deporte y lo he hecho por eso, por hacer un ejercicio".

Hasta el momento, el "Teco" tiene marca 7-3 en su carrera y llegó a acumular una racha de cuatro victorias consecutivas en el octágono, aunque eso no lo puso bajo los reflectores.

"Nunca me ha gustado que me estén volteando a ver, siempre he sido... lo mismo de mi apodo, el "Teco", siempre me ha gustado ser nocturno, viajar de noche, tener como ese misticismo que caracteriza a un tecolote", sentenció. "Ahora que están todas las luces, todas las cámaras en todos los mexicanos, eso me motiva a salir también de mi cueva y decir que estamos listos para pelear contra el que sea, para tener el coraje para llegar a la élite, que eso también me hacía falta, sentir el cariño y el apoyo de mi gente".

Finalmente, Quiñónez, quien viene de una derrota por sumisión ante Nathaniel Wood en marzo pasado, confía en su experiencia para salir con el puño en alto el próximo sábado.

"Visualizo al mejor Teco de su tiempo porque ya maduré, voy por mi séptima pelea en el UFC ya sé de qué se trata todo este show y van a ver al mejor "Tecolote" en vuelo", concluyó.