<
>

Germán Orozco: "No quiero ser injusto al dar una lista de convocados"

play
Germán Orozco: "Teníamos a los 11 titulares para Tokio" (0:57)

El DT de Los Leones contó qué porcentaje de la lista ya tenían definido. (0:57)

El entrenador de Los Leonas habló con Mechi Margalot para ESPN.com y contó su historia de vida, cómo el deporte lo ayudó a superar una enfermedad, qué aprendió de eso y de su paso como jugador en la Selección argentina que ahora aplica en el rol de director técnico, habló sobre lo difícil que es dar una lista para él, hizo una autocrítica, contó cómo están para los próximos Juegos Olímpicos, y habló de la posibilidad de contar nuevamente con Gonzalo Peillat.

Antes de ser entrenador, Germán Orozco fue parte de la Selección como jugador. En 1999 tenía su lugar asegurado para ir a los Panamericanos de Winnipeg, pero cuatro semana antes de viajar, algunos dolores fuertes y una fiebre muy alta llamaron su atención, la de su familia, y posteriormente la de los médicos. Llegó el diagnóstico. Germán padecía linfoma de Hodgkin, una especie de cáncer que ataca el sistema linfático. Debió someterse a un autotrasplante de médula y quimioterapia. El sueño de volver a jugar estaba en pausa, el de vestir la celeste y blanca también.

“Se trató de un tratamiento muy invasivo. Empecé a hacer ejercicio recién un año después en junio del 2000, con 20 kilos de más y a dos meses de los Juegos Olímpicos. Fue un momento duro, pero después hubo un momento de alegría. Quedar en la lista de Sidney 2000 fue inesperado. Había entrenado muy poco, no sé si era justo que yo esté, pero el entrenador, Manolo Ruiz, creyó que era importante para el equipo que vaya ”, contó algo emocionado al recordar la situación.

Finalmente, Germán tuvo su experiencia y viajó a Australia. No estaba en su mejor estado físico, pero entendió que fue parte de eso por otros motivos. Hoy, que le toca estar en la conducción y dar listas, sabe que muchas veces un jugador puede sentir que alguna decisión no es la correcta. “Elegir a 16 o 18 es una situación muy incómoda, me hace despertar a la noche y estar en vilo dos horas porque no quiero ser injusto. Me gusta dar la cara si alguno quiere hablar. Trato de buscar lo mejor para el equipo”, explicó el DT que además aseguró que ya tenía los once titulares para viajar a Tokio si fuese el próximo julio.

La mayoría de Los Leones coincidió en que un año más de preparación para llegar a los Juegos Olímpicos en 2021 les va a venir muy bien para ultimar detalles para la competencia. Germán no fue la excepción y acuerda que este tiempo les puede servir incluso para ganar armonía en el equipo y porqué no, para intentar el regreso de Gonzalo Peillat. “Nunca quise entrar en conflicto con él, porque admiro mucho el poder de lealtad que tiene hacia un pensamiento. No le gustó algunas decisiones que iba tomando y decidió alejarse. En su momento lo dejé ir, después me arrepentí, tal vez tenía que haber hecho más para que no se vaya, pero bueno, empezó luego mi trabajo para que vuelva. Nunca doy las puertas por cerradas, es el mejor tirador de córner cortos del mundo, es una grandísimo defensor, esta postergación me da un poco más de esperanza”, comentó.

Orozco llegó a Los Leones en 2018 y entiende que el trabajo del cuerpo técnico, fue de aquel momento a ahora, de menor a mayor. “Creo que el primer año no demostramos la seguridad que debíamos demostrar como entrenadores, y eso generó muchas dudas en el equipo. Después del Mundial de 2018 lo cambiamos y les dimos muchas más confianza. Se notó porque fueron entendiendo nuestras ideas y tuvimos muy buenos resultados, logramos la clasificación olímpica, y quedamos en la puerta del Final Four por diferencia de gol”, explicó Germán.

Sobre la posibilidad de que vuelva la acción en este 2020, el director técnico dijo que lo más probable es que Argentina no vuelva a tener competencia internacional este

año y que los partidos que restan de la Pro League los disputen entre enero y junio de 2021. Además, habló de las elecciones que habrá en la Confederación Argentina de Hockey antes de los Juegos Olímpicos y de los cambios que podría haber dependiendo de quién sea el ganador. “Conozco las reglas del juego, sé que mandan los resultados y no los proyectos, los procesos o las formas”, aseguró el conductor de Los Leones.