<
>
2019-20 UEFA Champions League, Fase de grupos
  • Mario Pasalic (49')
  • Raheem Sterling (7')
  • Claudio Bravo (81')

Atalanta y Manchester City repartieron puntos en Milán

(EFE) Atalanta empató 1-1 este miércoles ante Manchester City y aplazó el pase matemático del equipo inglés a los octavos de final de Champions, en un partido en el que los hombres de Pep Guardiola terminaron jugando con el lateral Kyle Walker en el arco por la roja directa al chileno Claudio Bravo.

Al City le bastará sumar un punto en las próximas jornadas para sellar el pasaje a octavos, en un grupo en el que el empate 3-3 entre Dinamo Zagreb y Shakhtar, que comparten la segunda plaza con 5 puntos, mantuvo con vida al Atalanta, que suma uno y que todavía cuenta con opciones de avanzar.

El cuadro italiano, que hospedó al City en el estadio San Siro, sumó el primer punto de su historia en el certamen y lo hizo en un duelo en el que los ingleses se pusieron en ventaja 1-0 tras apenas seis minutos gracias al inglés Raheem Sterling, y en el que el brasileño Gabriel Jesus desperdició un penal.

Y eso que el partido había empezado de la mejor manera para el internacional carioca, que ofreció una gran asistencia de taco para el cuarto gol europeo de Sterling en el año. En total, el inglés suma 14 conquistas en lo que va de la temporada.

El vigente campeón de Inglaterra llevó al límite a la defensa local y pudo ampliar ventajas antes del entretiempo, de no haber sido por una mala ejecución de penal de Gabriel Jesus, en una acción que tuvo al VAR como protagonista.

Primero, negó un penal por falta del brasileño Rafael Toloi en el límite del área a Sterling y luego lo otorgó por una mano del esloveno Josip Ilicic tras el tiro libre ejecutado por el propio Sterling. Sin embargo, Jesus cruzó demasiado con la derecha y mantuvo con vida al Atalanta.

El conjunto de Bérgamo, tras haberse salvado del segundo tanto, salió con una renovada agresividad al complemento y tardó cuatro minutos en igualar, gracias a un contundente cabezazo del croata Mario Pasalic luego del centro del argentino Alejandro "Papu" Gómez.

Fue el primer gol de su carrera en Champions y se lo marcó a Bravo, quien había sustituido tras el descanso al brasileño Ederson Moraes por problemas físicos.

A partir de allí, el City entró en confusión y sufrió el empuje de un Atalanta que llegó a tener una inmejorable oportunidad para hacerse con los tres puntos. Fue a los 80', cuando un error del alemán Ilkay Gundogan envió a Ilicic mano a mano contra Bravo y el chileno lo derribó, provocando su expulsión directa.

Guardiola ya no tenía arqueros a disposición y tuvo que recurrir al lateral Walker, quien ingresó por el argelino Riyad Mahrez.

Walker se puso los guantes y se dio el lujo de tapar un tiro libre ejecutado por el ucraniano Ruslan Malinovski.

Cuando el City recuperó la pelota, la cuidó con gran atención en la zona del córner rival en el intento de ganar tiempo e impedir unas acciones ofensivas del Atalanta que pudieran complicar inesperadamente su camino en la "Champions".

Luego de más de siete minutos de tiempo añadido, el City se fue de San Siro con un punto que lo acerca a octavos y puede ya concentrarse en el trascendental cruce con el Liverpool por la Premier League.

Por su parte, el Atalanta hizo historia con su primer punto europeo y todavía puede clasificarse a octavos. Necesita ganar sus dos partidos, ante Dinamo Zagreb y Shakhtar, y esperar que el City gane los suyos.