<
>
2019 Copa Libertadores, Ronda de 16
Vuelta - Empatado 0-0 marcador global - River Plate ganó 4-2 en penales
Vuelta - Empatado 0-0 marcador global - River Plate ganó 4-2 en penales

River eliminó a Cruzeiro de la copa por penales

(EFE) - River Plate mantuvo vivo el sueño de retener el título de la Copa Libertadores que conquistó en 2018 al eliminar este martes a Cruzeiro en los penales y espera en cuartos de final al vencedor del duelo San Lorenzo-Cerro Porteño.

Cruzeiro, que este martes conmemoró 43 años de su primer título de la Libertadores en una final en la que se impuso precisamente a River, no hizo valer la ventaja conseguida en la ida al empatar sin goles en Buenos Aires y cedió el mismo resultado en el Mineirao en la vuelta, pese a haber sido claro dominador en el segundo tiempo.

River, con dos atajadas de Franco Armani, fue más efectivo en la definición por penales y se impuso gracias a que De La Cruz, Montiel, Lucas Martínez y Borré fueron impecables en sus ejecuciones.

Los penales de Cruzeiro los anotaron Fred y Robinho, y Armani atajó los disparos de Henrique y David.

River Plate, al que no le servía el empate sin goles, comenzó presionando desde el primer minuto pese a su condición de visitante y generó algunas jugadas peligrosas, pero falló en las definiciones en el primer cuarto de hora.

Sin embargo, Cruzeiro comenzó a reponerse del dominio argentino, adelantó la marca, ganó confianza en el ataque y consiguió equilibrar el partido hasta el punto que casi abre el marcador en el minuto 15, cuando Armani hizo un milagro para desviar un disparo de Pedro Rocha tras un centro de Thiago Neves y después contó con la ayuda del travesaño para desviar el segundo tiro.

River reaccionó inmediatamente y también casi anota primero con Borré y después con Ignacio Fernández.

En los minutos siguientes los equipos se turnaron en los ataques, principalmente con Borré y Fernández por la izquierda explotando los errores de Egidio, y con Marquinhos Gabriel y Pedro Rocha igualmente por la izquierda.

Mientras que el lateral colombiano Luis Manuel Orejuela fue decisivo en las salidas de Cruzeiro, el también colombiano Jorge Carrascal, una de las alternativas del técnico Marcelo Gallardo ante sus numerosas bajas por lesión, tuvo un papel importante en el ataque del River.

Tras varios minutos eléctricos en que el balón pasó de lado a lado con seguidas jugadas peligrosas, en los últimos minutos del primer tiempo los dos rivales tuvieron una lucha por el control en el centro de la cancha, con River abusando de los pases.

El segundo tiempo comenzó igualmente eléctrico con jugadas de peligro de lado y lado, que Pedro Rocha y Orejuela fallaron en las definiciones para Cruzeiro, y Lucas Pratto y Carrascal para River.

En el minuto 60, el técnico del local, Mano Menezes, decidió darle mayor poder ofensivo a su equipo y mandó a la cancha a Robinho en el lugar de Ariel Cabral, que era decisivo para frenar a los argentinos.

De inmediato y consciente de esa vulnerabilidad, Gallardo mandó a la cancha al delantero Matías Suárez.

River limitó su ataque a contragolpes y a jugadas de pelota parada, al parecer esperando los penales, mientras que Cruzeiro dio muestras de querer dejar resuelto el duelo en los 90 minutos.

Pero su estrategia le permitió al conjunto argentino generar tres jugadas muy peligrosas por la derecha, principalmente con Suárez, que el defensor Dedé salvó casi en el límite.

Pese a que Cruzeiro intentó hasta el final, el tiempo se le agotó y tuvo que resignarse a definir la clasificación por penales.