<
>
2018/2019 Spanish Primera División
  • Maxi Gómez (67')
  • Iago Aspas (88' PEN)

Barcelona 'B' pierde ante un Celta que roza la salvación

El uruguayo Maxi Gómez abrió la cuenta para los locales. AFP

(Jordi Blanco, ESPN Digital) -- El Barcelona mira a la Champions y ya no tiene ojos para la Liga. Así se explica que Valverde apartase del plano a la mayoría de sus intocables y presentase en Vigo a un equipo experimental, repleto de suplentes y canteranos, y que perdiera ante un Celta al que le iba casi la salvación en el envite.

Un gol, excelente, de Maxi Gómez al rematar de primeras un centro de Boudebouz mediada la segunda mitad comenzó a prolongar la mala racha azulgrana en Balaídos, donde ya acumula cinco partidos sin ganar y perdió su tercer encuentro de los últimos cuatro de Liga... Que se sentenció en la recta final, con el penalti transformado por Iago Aspas y que puso en el marcador el 2-0 definitivo.

Fue una noche especialmente feliz para el celtismo... y desdichada para el Barça, que no solo perdió su tercer partido liguero esta temporada tras las derrotas ante Leganés y Betis, sino, lo peor, perdió primero a Dembélé y después a Todibo, ambos lesionados musculares y que en el caso del exterior provoca un auténtico dolor de cabeza para Valverde, que muy probablemente no podrá contar con él en Liverpool.

El Barça ya comenzó con el pie cambiado, puesto que Dembélé se lesionó en un sprint... a los 25 segundos. Y fue sustituido a los cinco minutos por el canterano Collado. Revolucionado el Celta e impreciso el Barça, el choque no tuvo color claro durante una primera mitad sin ritmo y con más nervios que fútbol, con el equipo local yéndose arriba con todo en busca del gol pero sin encontrar ocasiones muy claras...

DEFINICIÓN

En la segunda mitad salió con más determinación el Celta y aún menos aclarado el Barça, con más toque que profundidad y sin saber cómo buscar la espalda a una defensa local muy concentrada.

Con todo ello empezó a definirse el duelo a partir del gol anulado a Araujo por fuera de juego, que dio paso a un dominio cada vez mayor del Celta hasta que Maxi Gómez acertó a rematar la asistencia en diagonal de Boudebouz, que encendió la euforia de la hinchada local, cada vez más cercana la salvación.

Y que explotó con el penalti de Wagué en la recta final que transformó Aspas para convertir el 2-0 que ya concretaba la primera derrota liguera del Barça en casi seis meses.