<
>

Las figuras que podrían disputar el Preolímpico de Colombia

play
Batista y la convocatoria al preolímpico, ¿Por qué no habrá mayores? (1:17)

El entrenador de la selección juvenil contó cómo trabaja mano a mano con Scaloni y qué restricciones pesaron sobre su decisión. (1:17)

El Preolímpico de Colombia de 2020 reedita el viejo formato de torneo que solía clasificar a los equipos a los Juegos Olímpicos tiempo atrás. El certamen se disputará entre el 18 de enero y el 9 de febrero de 2020 y consta de dos grupos de 5 equipos cada uno, en los que se enfrentan todos contra todos. Los dos primeros clasificarán a la fase final, donde volverán a enfrentarse entre todos y de allí salen los dos clasificados para Tokio 2020.

El Grupo A está compuesto por Argentina, Colombia, Chile, Ecuador y Venezuela. Ya desde el arranque, el fixture presenta un partido prometedor entre colombianos y argentinos en sus respectivos debuts. Además, los cruces entre Chile y Argentina, en la tercera fecha y Chile y Colombia, en la última, también prometen partidos de alta intensidad.

Si bien aún no están definidos los planteles de cada seleccionado, los entrenadores han venido trabajando de cara al torneo y más o menos pueden vislumbrarse algunas de las figuras de los equipos participantes. En el caso de Argentina, por ejemplo, destaca Matías "Monito" Vargas, del Espanyol, pero el equipo en su mayoría consta de jugadores que ya están actuando en ligas de Europa, como Cristian Romero (Genoa), Santiago Ascacíbar (Stuttgart) y Lisandro Martínez (Ajax).

Colombia, por su parte, tiene gran parte del equipo con el que ha venido trabajando jugando en la liga local, otras ligas del continente americano -el caso más emblemático es el de Jorge Carrascal, de River Plate- y algunos pocos en Europa.

En lo que refiere a Chile, Ecuador y Venezuela, conformarían sus planteles con mayoría de jugadores del medio local.

Por el Grupo B, Brasil y Uruguay parten como favoritos y se medirán con Paraguay, Bolivia y Perú.

La Canarinha tiene varios jugadores militando en el Viejo Continente que podrían disputar el torneo, como por ejemplo Pedro (Fiorentina), Paulinho (Leverkusen), Matheus Cunha (Leipzig), Rogério (Sassuolo), Douglas Luiz (Aston Villa), Wendel (Sporting de Lisboa), Lyanco (Torino) y Gabriel Martinelli (Arsenal), entre otros.

Uruguay, por su parte, tiene varios jugadores jugando en ligas destacadas, que incluso han tenido actividad con la selección mayor. Tal es el caso de Federico Valverde (Real Madrid), Rodrigo Bentancur (Juventus), Mauricio Lemos (UD Las Palmas), Darwin Núñez (Almería) y Mathías Suárez (Montpellier).

Sin embargo, Uruguay tiene otras posibilidades para encarar el armado, como Marcelo Saracchi (Leipzig), Nicolás De La Cruz (River Plate), Diego Rossi y Brian Rodríguez (Los Angeles FC), Christian Oliva (Cagliari) y Mathías Olivera (Getafe).

En cuanto a Perú, deberá buscar en su país para conformar el plantel y puede integrar a alguno que otro que milite en el exterior, como Luis Abram (Vélez), que ya es tenido en cuenta por Gareca para la selección mayor.

Respecto a Paraguay, es un equipo que podría contar con varios jugadores que actualmente forman parte del proceso de renovación encabezado por Berizzo y que, por edad, podrían defender a la Albirroja. Tal es el caso de Antonio Sanabria (Genoa), Blas Riveros (Basilea), Robert Rojas (River Plate) y Richard Sánchez (América).

Por último, Bolivia tiene varios jugadores de la selección mayor disponibles para el torneo, pero la mayoría juegan en el medio local.

El problema que enfrentarán los seleccionados será conseguir la cesión de los jugadores por parte de los clubes.