<
>

Cuenta regresiva, a 1 día del debut: la historia de Argentina en los Mundiales

Dicen los libros de historia que la selección argentina de mujeres participó en dos Mundiales y que este de Francia será su tercero. Que en 2003 y 2007 estuvieron presentes, sí. Pero que nunca más. Ni antes ni después. En cambio, dicen Las Pioneras, que no. Que el de Francia será el cuarto Mundial porque ellas disputaron el primero en 1971 en México. Y no solo eso, sino que le ganaron 4-1 a Inglaterra en el Estadio Azteca.

A diferencia de Francia 2019, la selección argentina que disputó el Mundial de 1971 viajó sin médico, sin ropa, sin entrenador, sin ni siquiera botines. Incluso las 17 mujeres que fueron parte de ese plantel tuvo que cantar en bares para juntar dinero y jugar. Su capitana era Gloria García y lideró un grupo que marcó un hito en la historia del fútbol femenino.

El de México 71 fue la segunda edición de un Mundial de mujeres. Argentina no salió campeón pero el triunfo 4-1 ante Inglaterra en el Azteca valió casi como un título. El póker de goles lo hizo Elba Selva, en la misma cancha donde 15 años más tarde Brown, Valdano y Burruchaga lograrían otra hazaña para el fútbol argentino.

El reconocimiento les llegó tarde a Las Pioneras. Recién ahora en épocas donde el fútbol femenino y feminista está en auge, lograron hacer visible su hazaña. Han pasado ya casi cinco décadas. Son ellas las que inspiran a las de ahora, las mismas que están por disputar el Mundial de Francia, por cuarta vez en la historia.

Las otras dos ocasiones fueron en el 2003 y 2007. En 2003 el Mundial se disputó en Estados Unidos y Argentina integró el Grupo C junto a Alemania, Canadá y Japón. Sus tres partidos fueron para el olvido. Cayó goleada ante Japón en el debut por 6-0, ante Canadá después por 3-0 y frente a Alemania 6-1. La selección, con Carlos Borrello como DT, recibió 15 goles y convirtió uno solo, el de Yanina Gaitán ante las alemanas. Así terminó última del grupo con cero puntos y se volvió rápido a casa.

Cuatro años más tarde, en la Copa del Mundo de 2007, los resultados fueron incluso peor. Se jugó en China y Argentina compartió el Grupo A junto a tres potencias: Alemania, Japón e Inglaterra. Contra las alemanas sufrió el resultado más amplio en la historia de los Mundiales: cayó 11-0. Prinz y Smisek convirtieron tripletes, Behringer y Lingor dobletes y Garefrekes selló la goleada. Fue tal el resultado que ni alcanzaban las pelotas para que las goleadoras se las llevaran a casa.

Ese fue el debut que las dejó K.O de entrada, aunque después ante Japón realizaron un buen partido. El problema fue que las asiáticas les convirtieron el único tanto del encuentro a los 90 minutos. Ya en el último duelo de la primera fase, Argentina se enfrentó a Inglaterra y sufrió otra goleada: 6-1. El único gol lo hizo Eva González.

Así, otra vez, Argentina terminó última de su grupo con cero puntos y una diferencia de goles de -17. Como entrenador también estuvo Carlos Borrello, el hombre de los Mundiales. El balance de Argentina en las Copas del Mundo en cuanto a resultados es muy negativo, pero en cuanto a experiencia no. La selección albiceleste aprende cada vez que cae derrotada y cada vez que se enfrenta a los mejores equipos del mundo.

Es por eso que en Francia el gran reto será sumar puntos en la primera fase e intentar avanzar a las rondas decisivas. No la tendrá fácil porque enfrente se le plantarán dos viejos conocidos contra los que ha sufrido y mucho: Inglaterra y Japón. Escocia tampoco le dará una mano. Argentina tiene todo en contra, y por eso, también todo a favor.