<
>

Neymar encendió todas las alarmas

play
Médico de Brasil confirmó: Neymar tiene un esguince (2:51)

Esperarán 24 horas para ver la evolución de la lesión y si el astro del PSG tiene oportunidad de jugar el próximo encuentro de la Fase Grupos. (2:51)

LUSAIL (Enviado especial) – Los periodistas se mostraban las imágenes de sus celulares, comentaban la situación, trataban de recoger información. En la zona mixta del estadio Lusail, los goles de Richarlison pasaron a segundo plano. El gran tema de conversación pasó a ser Neymar.

Generó preocupación ver su desconsuelo en el banco de suplentes tras ser sustituido por Tite a los 79 minutos del triunfo por 2-0 sobre Serbia, en el debut del Mundial de Qatar 2022. También el foco se puso en su salida de la cancha, con el tobillo derecho ya hinchado, hielo en la zona y bastantes dificultades para caminar.

A medida que sus compañeros iban apareciendo por el camino que separa el vestuario del micro, las inquietudes de la prensa se repetían sobre el estado de salud del 10 de la Verdeamarela.

“Creo que Ney va a estar bien. Está un poco triste por el golpe, pero mañana a la mañana ya va a estar contento y feliz para entrenar con nosotros y recuperarse lo más rápido posible y estar listo contra Suiza", dijo Vinicius Junior, figura de Real Madrid.

El que fue más allá fue Raphinha: “En mi opinión, él (Neymar) está bien. Tiene la lesión allí, pero creo que los árbitros también deben saber cómo defender a los jugadores. De lo contrario, todos los juegos serán así hasta que suceda lo peor”, disparó el atacante de Barcelona ante los micrófonos.

Más cautos se mostraron Fred y Antony. “No hablamos con él. Esperamos que esté bien y que ayude a nuestro equipo en el próximo partido", señaló el jugador de Manchester United. "Aún no sabemos qué pasó. Sabemos lo importante que es para nosotros”, agregó su reemplazante en el partido.

De repente, en la pantalla de televisión de la zona mixta comenzó a transmitirse la conferencia de prensa de Tite, que se llevaba a cabo en una sala contigua. Y junto al entrenador del Scratch estaba Rodrigo Lesmar, el médico de la Selección Brasileña.

"Neymar tiene un esguince. Le hemos tratado inmediatamente en el banco y ahora sigue con el fisio. Tenemos que esperar 24/48 horas para entender mejor cuál es el alcance de la lesión. Hay que tener calma y paciencia", aseguró el doctor.

Los periodistas, pegados a la pantalla gigante, trataban de tomar nota rápidamente. Y los enviados brasileños se convirtieron en los intérpretes de lujo para pasar en limpio las declaraciones de Lesmar. "Confiamos en que Neymar podrá seguir jugando", manifestó Tite con esperanza. Además, el DT contó que el futbolista de PSG permaneció durante varios minutos en cancha con el tobillo maltrecho para colaborar con el equipo.

Solo faltaba verlo a él. Y finalmente salió, detrás de Marquinhos y Thaigo Silva, con su gorrita de la Selección, su acreditación cruzada por el pecho y sus auriculares dorados, fuera de los oídos y una botella azul en la mano izquierda. Los planos de cámaras y celulares apuntaron a su pie derecho para captar la zona inflamada. En ojotas, caminando con cierta dificultad, atravesó todo el camino de vallas.

“Ney, Ney, Ney”, fue el intento infructuoso de la prensa. Atinó a agradecer y siguió de largo. Su cabeza estaba en otro lado. Su deseo es el de millones de compatriotas. Y las próximas horas serán clave para conocer cómo sigue la historia.

Tres días tiene para recuperarse Neymar, que no volvería a jugar hasta el próximo lunes 28 ante Suiza, en un encuentro que apunta a definir si Brasil será primera de grupo o no y si, por lo tanto, estará en el camino de España a la final.