<
>

La Copa del Mundo extrañará a Luis Díaz, el orgullo colombiano en el dolor de la derrota

Luis Díaz no estará en Qatar 2022 EPA

A partir del dolor, entre la desolación que suele traer este fin de ciclo maquillado por una victoria inservible en Puerto Ordaz, la Selección Colombia hereda a un líder natural para su próximo proyecto.

Luis Díaz lo consiguió por mérito propio. Su compromiso por honrar la camiseta nacional conmovió ante el silencio futbolístico de varios capitanes que defraudaron en una Eliminatoria condescendiente en esos siete partidos sin gol y sin victorias.

Hizo tres anotaciones, agitó el ataque confundido con tantos cambios, levantó a una afición fría en Barranquilla, desequilibró por su velocidad. También tuvo pecados de definición, aún es imposible de creer la que le sacó el portero ecuatoriano Alexander Domínguez en la línea. Dejó la piel en cada jugada.

Es una revelación sin reproches de la que disfrutan Jurgen Klopp, Jordan Henderson y los hinchas en Liverpool. Está aprendiendo de los mejores, conociendo a fondo aplicación táctica, fútbol de heavy metal, fortaleciendo su perfil en un entorno multicultural. El fútbol inglés marca el camino.

Un crack menos para el Mundial que extrañará a los de su linaje. Sin competencia oficial hasta al año que viene, habrá que elegir sin prisas y con criterio al nuevo cuerpo técnico que le permita competir entre los mejores para 2026. Refundar la Selección en torno a esa jerarquía del guajiro de 25 años que se escapó en esta Eliminatoria en varios de los referentes.

Luis Díaz permite aferrarse a la esperanza en esta derrota. Su categoría inspira. Hay que aprovecharlo.