<
>

La semana gris del AC Milan pone en serio peligro a Giampaolo

play
Golazo de Ribery para derrumbar al Milan (1:31)

Fiorentina salió jugando del fondo y el francés la concluyó con una gran definición para el 3-0. (1:31)

Los peores presagios han acabado por cumplirse para el AC Milan. Si hace dos semanas los milanistas disfrutaban de un gran panorama en la liga tras la victoria ante el Hellas Verona por la mínima, y se respiraba un ambiente de optimismo en el club, en los últimos siete días todo a dado un vuelco.

El conjunto rossoneri ha perdido los tres partidos de la semana, incluido el derby de la madonnina contra su gran rival, el Inter de Milán, ha caído hasta la parte baja de la tabla --están a un punto del descenso--, y da la sensación que la directiva se ha cansado del trabajo de Marco Giampaolo.

El exentrenador de la Sampdoria no ha sabido cómo dotar a su equipo de la consistencia necesaria para retomar el vuelo después de unos años en los que el conjunto se ha mostrado poco fiable.

Es la primera vez desde hace más de 90 años que el equipo ha perdido cuatro de los primeros seis encuentros en la Serie A, y sin el posible bálsamo de la competición europea, la suerte de Giampaolo podría estar echada.

Tras la derrota este fin de semana pasado por 1-3 ante la Fiorentina, se supo que Paolo Maldini Zvonimir Boban y el propio técnico se reunieron por más de dos horas para discutir el futuro de Giampaolo y del equipo. Aunque Maldini había dicho tras el encuentro que su entrenador todavía tenía la confianza de la directiva, las noticias que emergieron tras la junta extraordinaria hablaban de que el técnico podría estar viviendo sus últimas horas en el club.

La directiva opina que a Giampaolo se le ha proporcionado un equipo de mayor calidad que los que tuvieron en cualquier momento Rino Gattuso, Vincenzo Montella o Sinisa Mihajlovic. Tanto en el último mercado de invierno como en el de este verano pasado, el conjunto lombardo invirtió bastante en jugadores jóvenes que estaban llamados a convertirse en el futuro del club y devolverlo a su lugar histórico entre la élite europea.

Sin embargo, el mal arranque de los rossoneri no ha ayudado para nada y la confianza en Giampaolo podría haberse acabado.

Al técnico se le contrató con la idea de que dotara al equipo de un estilo de juego reconocible, y aunque sabían que con una plantilla tan joven el arranque podría ser complicado, nadie esperaba una ristra de derrotas tan amplia tras menos de dos meses de competición.

La respuesta de la afición en la derrota ante la Fiore, que vació el estadio con más de diez minutos por jugarse en el encuentro, pudo haber sido la gota que colmó el vaso. El partido de la próxima semana ante el Genoa podría ser definitivo para el futuro de Giampaolo y los nombres de Claudio Ranieri, Rudi Fernández, y hasta el posible retorno de Gennaro Gatusso, ya sobrevuelan San Siro como posibles opciones a tomar las riendas del banquillo de manera prácticamente inmediata.