<
>

Con estrategias distintas, Liverpool, United, City y Leicester lograron el éxito en el mercado de pases

play
Lo más complicado para Raúl Jiménez será retomar su forma física (2:47)

Mario Alberto Kempes cree que Raúl Jiménez no piensa tanto en su cabeza como en su estado físico en su regreso a las canchas. (2:47)

En lo que respecta al mercado de pases, los clubes de la Premier League han adoptado el enfoque analítico estos últimos años para encontrar nuevos talentos, en tanto que los hábitos de los ojeadores y las finanzas se han visto afectados por la pandemia de COVID-19.

Sin embargo, los clubes pueden seguir diferentes estrategias para alcanzar el éxito. Así es como cuatro equipos lograron abrirse camino en el mercado, y lo que los demás podrían aprender de sus esfuerzos:

LIVERPOOL: Uso de datos para evaluar a los jugadores adecuados

Podría decirse que la estrategia de Anfield en el mercado --impulsada por el grupo propietario Fenway Sports Group, que tiene experiencia en deportes estadounidenses con los Boston Red Sox, de la MLB-- fue la primera en ser etiquetada con el término "Moneyball" en la Premier League.

El equipo de reclutamiento de Liverpool, que en su mayoría había trabajado para Tottenham Hotspur y Manchester City, gozó de una excelente racha tras la llegada de Jürgen Klopp en 2015, facilitada, en gran medida por un enfoque basado en los datos.

Luego de haber gastado grandes sumas en fiascos como Lazar Markovic, Christian Benteke y Andy Carroll, el club fue noticia al tomar la decisión de invertir aún más en estrellas de clase mundial como Virgil van Dijk (£75 millones), Alisson (£56m), Mohamed Salah (£36.9m) y Sadio Mané (£34m), ya que estas decisiones estaban respaldadas por pruebas más sólidas. Klopp hizo pedidos específicos sobre el tipo de jugadores que quería, dejó la búsqueda en manos de su personal, y la metodología rindió sus frutos con el primer título de la Premier League desde 1990 y el primer trofeo de Champions League desde 2005.

Hoy por hoy, aunque el enfoque metódico y basado en el proceso continúa, el apetito por gastar sumas récord en determinadas posiciones parece haberse agotado -- seguramente como resultado del parate financiero causado por la pandemia de COVID-19, pero también por la certeza de que gran parte del trabajo para construir un equipo de primera calidad ya está hecho.

Cuando no está sumido en una crisis de lesiones, Liverpool ha demostrado ser uno de los operadores más progresistas del mercado, como lo demostraron sus inteligentes movimientos por Fabinho (£40m), Diogo Jota (£35m), Thiago (£20m) y Andy Robertson (£7m).

Sin embargo, todavía hay mucho que aprender. Tras la caótica búsqueda de un central en plena crisis de lesiones la campaña pasada --por la que entraron en pánico e incorporaron a Ozan Kabak en préstamo de Schalke y a Ben Davies por £1.5m de Preston para cubrir los huecos-- Liverpool fue más cuidadoso a la hora de incorporar a uno de los mejores defensores jóvenes de Europa, Ibrahima Konate de RB Leipzig por £35m este verano boreal. Ese es el tipo de movimientos que podría dejarlo bien parado durante años.

LEICESTER: Apuntar a mercados específicos y actuar rápidamente

Leicester levantó la vara cuando el equipo de reclutamiento liderado por Steve Walsh incorporó a jugadores como Riyad Mahrez (£500k), Robert Huth (£4m) y N'Golo Kanté (£7m), además de los agentes libres Marc Albrighton y Christian Fuchs, para sentar las bases de su increíble campeonato de Premier League en 2016. Hasta el estelar centro delantero Jamie Vardy fue descubierto e incorporado de Fleetwood Town por £1m en 2012, y convertido en una superestrella.

Uno de los primeros en adoptar la analítica basada en números para identificar posibles reclutas, el equipo de Walsh ha tenido un desempeño excelente a la hora de encontrar valor en áreas pasadas por alto. Sin embargo, hoy en día, con las mismas herramientas a disposición de todos, los hallazgos espectaculares han sido escasos, y Walsh se fue en 2016 -- pasó brevemente por Everton como director deportivo antes de convertirse en asesor especial de Charlotte FC, que debutará en la MLS la próxima campaña.

Aun así, Leicester sigue impresionando. Aunque recaudó fondos dando salida a algunas de sus estrellas --Harry Maguire (£80m), Mahrez (£60m), Ben Chilwell (£50m), Danny Drinkwater (£35m), Kanté (£32m)-- tomó la astuta decisión de apuntar a algunos mercados específicos para reemplazarlos y volverse experto en ellos en lugar de echar una red más amplia en toda Europa. Su enfoque en Francia y Bélgica, en particular, está rindiendo sus frutos.

El otoño pasado, invirtieron £31.5m para fichar a Wesley Fofana, de 20 años, y el jugador procedente de Saint-Etienne cerró la temporada como uno de los centrales más destacados de la Premier League. Adelantarse a la competencia con jugadores como Fofana --en contraste, Arsenal gastó £27m para incorporar a su colega en defensa, William Saliba, quien no fue un éxito-- ha sido clave, y en su lista de adiciones de primera calidad estas últimas temporadas se encuentran Youri Tielemans (£40m), James Maddison (£22.5m) Caglar Soyuncu (£19m) y Wilfred Ndidi (£15m).

Seguramente el tiempo lo dirá, pero las incorporaciones de este verano --el centro delantero Patson Daka (£27m) de FC Salzburgo y el mediocampista Boubakary Soumaré (£18m) de Lille-- parecen igualmente prometedoras.

Aunque los ojeadores de Leicester merecen reconocimiento, también hay que decir que tienen una logística muy bien aceitada. Según le comentó a ESPN el ojeador en jefe de uno de los grandes clubes de Europa: "Leicester recibe muchos elogios por su trabajo en el mercado, y lo merece. En mi opinión, lo más destacado es su tiempo de respuesta. Identifican lo que quieren y van por ello. Todos sabían de Tielemans, pero mientras todos dudaban, Leicester movió su ficha. Lo mismo va para Daka y Soumaré -- absolutamente todos los que trabajan en la identificación de talento de primer nivel los conocen de memoria, pero, una vez más, Leicester salió a buscarlos primero. Para mí, esto demuestra que el club está bien coordinado. Todos trabajan bajo los mismos principios, y el propietario y el director general también están encima. Esto es un gran punto fuerte. En muchos otros clubes, las discusiones llevan demasiado tiempo".

MAN CITY: El enfoque holístico respaldado por una gran inversión

Después de invertir £1 mil millones en el mercado de pases sólo durante los últimos seis años, los campeones reinantes de la Premier League se encuentran en una situación cómoda. El entrenador, Pep Guardiola, ya tiene dos opciones de calidad para cada posición en el primer equipo y, gracias a la inversión y al impresionante trabajo en el nivel de la academia, el talento desarrollado en casa como Phil Foden está comenzando a surgir.

Casi una década después de que el club se vio ridiculizado por querer implementar un "enfoque holístico" tras el despido de Roberto Mancini en 2013, están muy bien ahora. Los beneficios de la estructura y los principios establecidos por el director deportivo, Txiki Begiristain, y por Guardiola influenciaron en los equipos juveniles, en escuadrón el femenino y en el equipo de reclutamiento. City ahora opera con lineamientos claros sobre cuál es el estilo de jugador que podría ser del interés del club.

Es más, Manchester City es ahora el pináculo de City Football Group, una entidad respaldada por Abu Dabi que cuenta con 10 clubes en todos los rincones del planeta -- Girona (España), New York City FC (Estados Unidos), Troyes (Francia), Lommel SK (Bélgica), Melbourne City (Australia), Mumbai City (India), Sichuan Jiuniu (China), Montevideo City Torque (Uruguay), Yokohama F. Marinos (Japón) – todos manejados con una filosofía y con principios similares, y su grupo de clubes incluye a campeones reinantes en tres países.

Al enviar a los futuros mejores jugadores a los segundos equipos, el grupo de reclutamiento de City en teoría los posiciona en un camino que idealmente los llevará al este de Manchester, pero queda por verse si jugadores como Daniel Arzani, Kluiverth Aguilar, Diego Rosa, Pablo Moreno, Yan Couto y Nahuel Bustos algún día tendrán un futuro en el Etihad.

El reciente enfoque de City en América del Sur les ha significado talento joven excepcional como el caso de Kayky (£8m), Darío Sarmiento (£3m) y Aguilar (£1m), quienes quizá primero se marchen en calidad de préstamo antes de tener la chance de ser parte del primer equipo. Pero el club, sin dudas, se inclina por la incorporación de jugadores jóvenes y ambiciosos con el perfil técnico que coincida con su claramente definido estilo de juego.

La incorporación el año pasado del defensor de Benfica, Ruben Dias (£61m), y del extremo de Valencia, Ferran Torres (£20m) son buenos ejemplos de esta idea, pero a un precio más alto y listos para entrar, mientras que fondos considerables todavía siguen disponibles para los candidatos de clase mundial cuando así lo necesitan. Será interesante ver cómo City equilibra su "enfoque holístico" con los jugadores jóvenes en contraposición con el hecho de invertir más de £100m - en el delantero de Tottenham, Harry Kane, o el mediocampista de Aston Villa, Jack Grealish, o quizá en ambos.

Mientras continúan con el respaldo del dinero de Abu Dabi, City siempre podrá competir por los mejores jugadores del mundo. Aunque estarán más enfocados en desarrollar al siguiente Foden.

MAN UNITED: Invertir a lo grande en jugadores de renombre

United representa el esquema modelo para desarrollar a jugadores a través de la academia y los recuerdos de la exitosa "Clase del ‘92" todavía provoca escalofríos a sus rivales. Pero, junto con sus oponentes del City, United ha sido uno de los clubes que más han invertido en los últimos años con un promedio de £131m por año en las últimas siete temporadas. Esa clase de inversión ha favorecido la incorporación de Paul Pogba (£89.3m), Maguire (£80m), Bruno Fernandes (£56m), Fred (£53m), Aaron Wan-Bissaka (£50m) y se han enfocado en ir armando de a poco un escuadrón de jugadores de clase mundial.

La captura por £73.9m de Borussia Dortmund este verano del extremo, Jadon Sancho, coincide con el deseo del entrenador, Ole Gunnar Solskjaer, de trabajar con jugadores ingleses jóvenes y dinámicos, mientras que la incorporación por £34m del defensor de Real Madrid, Raphael Varane, significa la adición de un defensor central de clase mundial en su mejor momento. Sin dudas hay una mirada hacia el futuro – como así lo demuestran los fichajes de los extremos, Amad Diallo (£21m) y Facundo Pellistri (£7m) – pero la reconstrucción caótica de United desde que Sir Alex Ferguson se retiró en 2013 ha sido una mezcla de invertir fuerte (a veces fuera de lugar como en el caso de Donny van de Beek o Romelu Lukaku) y sumar experiencia con jugadores como Bastian Schweinsteiger, Zlatan Ibrahimovic y Edinson Cavani.

Al ser una fuerza comercial global, las finanzas de United no han sufrido un golpe tan fuerte a c causa de la pandemia de COVID-19 tal como les ha sucedido a muchos de sus rivales, mientras que han invertido significativamente en su departamento de reclutamiento en los últimos años y han restructurado la organización para hacer espacio para el Director de Fútbol, John Murtough – con el resultado quizá siendo el surgimiento, finalmente, de una estrategia de reclutamiento general claramente definida.

Las décadas de United en las que se han enfocado en la academia, han producido a jugadores como Brandon Williams, Scott McTominay, Mason Greenwood y Marcus Rashford que pasaron al primer equipo, pero ese éxito siempre ha sido suplementado por la inversión en las posiciones claves todas las temporadas. La comunicación sobre dónde fortalecer es clave y, después de algunos errores en el mercado de pases bajo el mando de Mourinho y Louis van Gaal, las excelentes movidas de verano de Solskjaer podrían significar que han podido armar el equipo a superar la próxima campaña.