<
>

La campaña histórica contra los grandes sostiene el sueño europeo del Everton de James y Mina

Con James Rodríguez y Yerry Mina como pilares, Everton está cumpliendo una campaña que ya quedará en la historia del club por el desempeño contra los rivales del big six de la Premier League.

El concepto es relativamente nuevo, posterior a la irrupción de Chelsea y Manchester City en los primeros planos debido a su poderío económico. Sin embargo, ya forma parte del fútbol inglés. Los seis equipos más poderosos (los mencionados más Manchester United, Arsenal, Liverpool y Tottenham) son los rivales a vencer. Además, en las últimas temporadas se puede sumar Leicester a ese grupo, tras el título logrado en 2016.

En las últimas décadas, a Everton le ha costado y mucho superar a estos adversarios. Por eso, la campaña de esta temporada, que sostiene al equipo de Carlo Ancelotti en la pelea europea, es tan elogiada.

Los Toffees ganaron su último título inglés en 1986/87, hace casi 35 años. Desde aquella temporada, solo una vez logró la misma cantidad de triunfos contra el big six que en el curso actual. Con un duelo aún por jugar, lleva 6 victorias, tras el 1-0 sobre Arsenal. En 2010/11 también había sumado 6, pero Man City aún estaba lejos de este presente y Leicester ni siquiera estaba en la máxima categoría. La situación no es comparable, así que se puede decir que esta campaña frente a los adversarios de más peso es la mejor de los últimos cuarenta años.

Este Everton que sufrió de más contra equipos menores ha demostrado un carácter de hierro y ha cimentado su sueño europeo con los resultados contra los grandes. De hecho, si no fuera por su irregularidad, estaría aún más arriba en la tabla.

En este contexto, James también se destacó frente a los adversarios de peso. Fue figura contra Tottenham en su debut, marcó en el 3-3 frente a Manchester United y asistió en ambos clásicos contra Liverpool.

Everton derrotó dos veces a Arsenal, una a Chelsea, una a Liverpool, una a Leicester y una a Tottenham. Además, también igualó una vez con Manchester United, Liverpool, Tottenham y Leicester. Solo sufrió tres derrotas: con Manchester City, United y Chelsea.

Everton suman 21 puntos, gracias a seis victorias (Tottenham, Arsenal dos veces, Chelsea, Leicester y Liverpool), tres empates (Liverpool, Leicester y Manchester United) y tres derrotas (Manchester United, Manchester City y Chelsea). Es decir que sacó un 58 por ciento de los puntos en juego.

A diferencia de otras temporadas, en las que Everton sufría contra los rivales más grandes (el año pasado solo ganó dos de 14 partidos, contra Chelsea y Leicester), esta vez encontró un funcionamiento que le permite competir de igual a igual frente a los candidatos.

Más allá del desenlace final, esta campaña ya es histórica para Everton, que buscará coronarla con la clasificación a una copa internacional.