<
>

Everton tiene a James en ataque, pero recibirá a un gran visitante sin Doucouré y Allan

Everton arranca la segunda parte de la Premier League con la base de su ataque recuperado. Sin embargo, tiene bajas en la primera línea del mediocampo para enfrentar a Leicester, el segundo mejor visitante del torneo.

El plantel es corto, con juveniles como respaldo y el fútbol inglés se encamina a una etapa de definiciones. La preocupación del equipo de Carlo Ancelotti, pasa por las ausencias de mediocampistas de marca como Delph, Allan y Doucouré. Los dos primeros se recuperan de sus lesiones, mientras que el francés estará ausente por acumular cinco tarjetas amarillas. Esa zona queda en manos de Tom Davies, de 22 años y 489 minutos en sus 10 partidos disputados.

Así las cosas, ¿se animará a jugar con James Rodríguez, André Gomes, Iwobi, Gylfi Sigurdsson frente a rival poderoso por fuera de casa? Por su nivel el colombiano apunta a completar por la derecha, el tridente ofensivo con Richarlison y Dominic Calvert-Lewin. Sin Doucouré, su respaldo por esa banda, podría ser Alex Iwobi, infatigable en el ida y vuelta. Las dudas pasan por la izquierda, pues con Gomes y el islandés sobra técnica pero falta pierna fuerte.

Leicester es feroz a domicilio. Tiene siete victorias en nueve partidos. Así logró 22 de sus 38 puntos y solo el campeón Liverpool lo venció en casa. Fue 3-0 por la novena fecha. Además marcó 20 goles y recibió nueve.

Ancelotti también podría salir con un 4-4-2 como lo hizo en la victoria contra Wolverhampton. Retrasar a James unos metros, para ubicar a Ben Godfrey como lateral y a Lucas Digne más adelante.

La última vez que se enfrentaron Everton ganó 0-2. Sin el colombiano por lesión, el DT puso un equipo más rocoso en el King Power Stadium. Con los cuatro centrales en defensa costados y la recuperación repartida entre Allan y el francés.

“Tenemos un buen recuerdo de la última vez que jugamos contra el Leicester. Creo que fue nuestro mejor partido de esta temporada y por eso tenemos confianza”, señaló el entrenador.

A Everton le cuesta sumar en su estadio. Ganó cuatro de los ocho y viene de caer 0-1 contra West Ham. Ahora cuenta con James, para recuperar la victoria y confía en Yerry Mina para respaldar una zona vulnerable.