<
>

Con la solidez de Yerry Mina en defensa, Everton regresa a puestos de Europa

Sin James Rodríguez y con Yerry Mina como titular, Everton consiguió un triunfo importante 2-0 sobre Leicester en la jornada 12 de la Premier League. El equipo de Carlo Ancelotti se llevó los tres puntos en condición de visitante en el King Power Stadium y se volvió a meter a la pelea por el campeonato.

Por el momento, los Toffees se ubican en la quinta casilla de la tabla de posiciones con 23 puntos y se acomodan en puestos de clasificación a la UEFA Europa League de la próxima temporada. Además, quedaron a cinco puntos del líder del campeonato, Liverpool, que llegó a 28 unidades tras la victoria sobre Tottenham.

Con un empate y dos triunfos en las últimas presentaciones, el conjunto azul da muestras de haber superado el bache futbolístico que sostuvo durante la cuarta semana de octubre y todo el mes de noviembre, en donde encarriló cuatro derrotas, un empate y un triunfo.

La racha negativa empezó con un empate frente a su máximo rival, Liverpool, y prosiguió con tres caídas consecutivas frente a Southampton, Newcastle y Manchester United. Posteriormente, tuvo una pequeña recuperación al vencer al Fulham, pero volvió a los malos resultados tras caer por la mínima diferencia ante Leeds United.

Las críticas de la prensa inglesa no se hicieron esperar al punto de que James y Mina fueron señalados entre los responsables por los malos resultados del equipo. El diario Liverpool Echo apuntó sobre el bajo rendimiento de ambos jugadores, responsabilizando al defensor en algunos de los goles que recibió el club y cuestionando el estado de forma del 10 de la Selección de Colombia, que estuvo ausente por lesión en el juego frente a Newcastle.

No obstante, en diciembre Everton empezó a transitar una pequeña mejoría y lo demostró en su visita al Burnley, que pese a estar en la zona de descenso presentaba un desafió para The Blues, debido a los malos resultados anteriores y la baja autoestima que presentaban algunos de sus jugadores.

El compromiso terminó empatado 1-1 con una brillante actuación de Yerry Mina en la zona posterior. Lo mejor del equipo estuvo precisamente en la parte defensiva y fue donde mostró una importante mejoría, ya que en los últimos tres juegos de visitante había recibido dos anotaciones por partido.

En este encuentro se vio que el entrenador Carlo Ancelotti hizo varios ajustes en el modelo táctico, haciendo énfasis en la zona de atrás, saltando a la cancha con una línea de tres zagueros y dos volantes carrileros, intentando corregir los errores de partidos anteriores.

El italiano mantuvo esta idea en los dos últimos compromisos, pero se vio obligado a cambiar el módulo táctico por las lesiones de varios futbolistas y tuvo que retomar la línea con cuatro defensores. Sin embargo, el cambio mejoró el esquema del equipo y logró mantener el cero en su arco en ambos encuentros. Tuvieron que pasar 10 jornadas para que los Toffees no recibieran goles en contra, la última vez que lo había conseguido fue en la victoria 1-0 ante el Tottenham en la fecha 1 de la Premier League.

De esta manera, Everton afrontará la última parte del mes de diciembre con un equipo revitalizado, con una alta dosis de confianza en sus jugadores, que han mejorado su rendimiento futbolístico y que pueden terminar el 2020 mejor ubicados en la tabla de posiciones. El conjunto de la ciudad de Liverpool podrá recuperar a James frente a Arsenal, Sheffield United y Manchester City, situación que le dará un plus al equipo.