<
>

El trabajoso partido de Luis Suárez contra el RB Salzburgo en la Champions

A pesar de las dudas que existían en la previa, Luis Suárez fue titular en el Atlético de Madrid contra RB Salzburgo en la Champions League. Si bien le costó entrar en juego, a partir del minuto 10, Suárez mostró su enorme virtud para pivotear y así ser un gran apoyo para el resto de sus compañeros. Además de fijar a los centrales en el área, también retrocedía para jugar a un toque de espaldas al arco. Su participación aumentaba al igual que el rigor de los rivales: entre los minutos 14 y 24 recibió tres infracciones; la primera de ellas ameritó la tarjeta amarilla para el zaguero Ramalho.

A los 16’ tuvo su primer remate al arco tras un córner desde la derecha, pero la pelota se fue apenas desviada. El Atlético de Madrid pasaba a ser dominador del juego y a los 28’ se ponía en ventaja por intermedio de Marcos Llorente.

El equipo del Cholo Simeone imponía su juego y pudo duplicar ventajas en el marcador luego de una gran jugada colectiva que tuvo a Suárez pivoteando y descargando al argentino Ángel Correa que buscó con un pase profundo a Llorente. En esta oportunidad, el volante español no pudo convertir.

El Atleti seguía controlando el juego y Suárez tuvo un remate de zurda a los 37’ que el arquero rival mandó al córner. Y cuando mejor se sentía el equipo local, un error defensivo le permitió a Szoboszlai patear desde dentro del área y vencer a Oblak para anotar el 1 a 1 con que terminó la primera parte.

Salzburgo se puso en ventaja al minuto del complemento con gol de Berisha y parecía un golpe terrible para el Colchonero.

El Atlético fue en busca del empate y Suárez continuó siendo fundamental para pivotear y conectar con sus compañeros, principalmente con Joao Félix. A los 54’, el salteño inició la jugada que culminó con el empate a 2 tras una buena conexión entre el portugués y el argentino Correa.

A los 82’, Suárez fue sustituido por Thomas Lemar, y el otro uruguayo, Lucas Torreira ingresó a la cancha en ese mismo momento por el mexicano Héctor Herrera. Aunque no tenía más a su centrodelantero en cancha, Atlético Madrid se las arregló para llegar a la victoria tres minutos más tarde con un nuevo tanto de Joao Félix para sellar el triunfo y llevarse los tres puntos en la Champions League.