<
>

Zidane deja en el aire el futuro de Navas

play
Zinedine Zidane: 'Son mis decisiones, si no me marcho' (0:50)

El técnico del Real Madrid se mostró incómodo al ser consultado sobre el futuro de Keylor Navas y Gareth Bale. Este domingo enfrentan ante el Betis el último partido de la temporada. (0:50)

Zinedine Zidane no ve la hora en que 'se acabe la temporada'. El entrenador dice no entender cómo es posible que en cada comparecencia ante los medios, el tema central sea el futuro y no el presente aunque el Real Madrid ya no se juegue nada.

Pero el entorno piensa ya en lo que habrá de venir y olvidarse de la peor campaña en 20 años lo más pronto posible. En los 'cambios' en el plantel que anunció el entrenador apenas se hizo cargo de las riendas del equipo.

Las salidas ‘cantadas’ de Gareth Bale y Keylor Navas.

Dijo “no saber” qué ocurrirá con el primero.

Con el segundo, un portero ya histórico para el Real Madrid – el único costarricense y ganador de tres títulos de Champions, todos como titular – y que hasta ahora había contado con su apoyo incondicional, ya no es tan sencillo. Zidane se ha negado a confirmar que el de este domingo servirá como despedida para Keylor Navas. Pero tampoco lo ha desmentido.

“Yo no lo veo ni así. Ni pienso, ni quiero pensar en lo que va a pasar en el próximo año. Es el último partido. Aquí se habla mucho, vosotros escribís lo que va pasar, que uno se queda, que otro se va, que me he despedido de Keylor, que quiero que se vaya. Hay muchas cosas y yo no voy a decir nada.

“Yo no digo que mientan (sobre su charla con Navas). Vosotros escribís lo que queréis. ¿Quién sabe lo que he hablado con él? Sólo Keylor y yo. Nadie más sabe”, dijo el entrenador tras el último entrenamiento de la temporada.

Trascendió hace unos días que el técnico le ha comunicado ya que no será él quien defienda la puerta merengue a partir de la próxima campaña, sino Thibaut Courtois, apuesta a futuro de la directiva.

Zidane había defendido a Navas a capa y espada; bloqueando, incluso, la llegada de Kepa antes de su fichaje por el Chelsea. Keylor le ha respondido con creces desde que le devolvió la titularidad tras su regreso: tres puertas a cero en seis partidos y seis goles encajados. Pero su influencia tiene límite.

A Zidane no le ha gustado que se ponga en duda su influencia al armar al equipo y ha insistido en que tiene autonomía al menos en cuestión deportiva.

“La decisión es mía (sobre quién juega). Yo soy el entrenador y si no hago lo que yo quiero yo me marcho, esto está claro. Digo para meter al equipo (en la cancha). Luego el tema de fichajes y esas cosas, hay gente que trabaja y lo hacemos juntos. Pero cuando hago un once, el banquillo y los que se quedan fuera, soy yo el que decide”, espetó.

Eso sí, el técnico ha negado haber pedido al club que Luca Zidane se quede como segundo portero después de verse obligado a prescindir de Keylor.

“No es que no sea justo (que jugara un partido) porque sea mi hijo, sino porque lleva toda la vida en el equipo y ha demostrado su nivel. También será claro para él lo que haremos el próximo año y no he dicho al club que quiero Luca sea el segundo.

Es algo que se verá en su momento con los porteros, pero no porque sea mi hijo, sino porque es un jugador de la plantilla” afirmó.

Por otro lado, admitió que ha hablado “con todos” los jugadores con respecto al futuro, aunque no ha querido especificar, o confirmar, a quién le ha enseñado la puerta de salida y a quién ha respaldado como parte integral de su proyecto.

Ha trascendido que uno de ellos es Isco. Aunque según fuentes cercanas al club han confirmado que la directiva está abierta a traspasar al mediocampista con el objetivo de capitalizarse para acudir al mercado, Zidane, de acuerdo con la prensa española, le ha confirmado al malagueño que contará con él – si bien en un papel secundario.

Zidane no ha querido dar luz al asunto, y se ha remitido que su conversación con el mediocampista ha sido “personal”.

Tampoco ha querido pronunciarse sobre la marcha de Marcos Llorente, otro jugador al que le ha enseñado la puerta de salida, aunque ha dejado claro que no le importaría que recale en el Atlético de Madrid pues “puede pasar de todo de un equipo a otro”.