<
>

Brasil golea a Suecia con Marta como figura

Río de Janeiro (EFE) -- La selección femenina de Brasil goleó hoy a la de Suecia por 5-1 en otro partido que elevado desempeño que sirvió para sellar una suerte de 'luna de miel' entre las jugadores y los hinchas que, eufóricos, volvieron a ensalzar a la estrella Marta y de paso repudiaron a Neymar.

"¡Aaaah, Marta es mejor que Neymar!" fue el irónico estribillo que se escuchó desde las tribunas, como ocurrió también en el debut de las brasileñas frente a las chinas con un desempeño tan superlativo como el de hoy.

Marta, que pasó en blanco en el debut aunque asistió a sus compañeras, hoy fue figura absoluta al marcar dos goles, uno de penalti; y asistir a Cristiane para firmar uno de bella factura que la convierte con catorce en la máxima anotadora en la historia del fútbol olímpico femenino, que se remonta a la cita de Atlanta 1996.

Beatriz se sumó a la fiesta al marcar el primero a los 20 minutos y poner la puntilla a los 86.

Tras el partido ganado a China por 3-0, el miércoles pasado, Marta Vieira da Silva, quien ha ganado el FIFA World Player cinco veces consecutivas desde 2006, replicó con evidente incomodidad que "Marta es Marta y Neymar es Neymar".

Al astro del barcelona un grueso de la 'torcida' no le ha perdonado el discreto partido que jugó el 4 de agosto en Brasilia frene a Sudáfrica, que terminó maniatando a los brasileños y sacándoles un empate sin goles.

Polémicas aparte, la marcha firme de las chicas brasileñas en los Juegos Olímpicos quedó ratificada en el encuentro que cerró la segunda jornada del grupo E a partir de los 20 minutos.

Un lanzamiento profundo desde la mitad de la cancha produjo un fallo de comunicación entre la defensora Emma Berglund y la portera Hedvig Lindahl para neutralizar el balón que les caía.

Beatriz no dudó y con un puntazo puso el 1-0 para delirio de los hinchas que colmaron los graderíos del estadio, conocido como Engenhao.

La formación sueca, que hasta entonces se mostraba ordenada en defensa, con líneas muy compactas, sintió el mazazo.

Apenas tres minutos después Formiga recuperó el balón en el centro del campo, habilitó a Tamires por el carril izquierdo y cedió a Marta, quien despachó el esférico al centro del área.

La número once golpeó con un sutil taconazo el balón, que fue tomando camino al fondo de la red tras golpear la bota de una defensora y escurrirse ante una impasible Lindahl.

Cristiane Rozeira de Souza Silva se consagró así como la máxima anotadora en la historia del fútbol olímpico femenino con el decimocuarto de su cuenta.

La puntilla llegó con un penalti cometido a la misma Cristiane que marca se encargó de cambiar por gol a los 40 minutos.

El partido prácticamente acabó ahí.

En el segundo tiempo las brasileñas sacaron el pie del acelerador, dosificaron fuerzas y se permitieron algunos lujos.

Marta sumó su segundo tanto, como también Beatriz, y la única fisura defensiva de las locales la aprovechó Lotta Schellin para marcar a los 89 minutos.