<
>

El empate de América ante Católica le pone más presión a sus partidos con los brasileños

AP

América igualó 1-1 con la Universidad Católica por la cuarta fecha del Grupo E de la Conmebol Libertadores. Otra vez cedió puntos en el Pascual Guerrero que lo obligan a sumar frente a Inter y Gremio en las dos jornadas que restan de esta instancia.

El equipo colombiano combinó un arranque intenso de presión alta con el que marcó el 1-0 a los cuatro minutos de partido, con la fragilidad defensiva por los costados, el punto débil por donde se le escapan puntos en esta Conmebol Libertadores.

Las ganas de Duván Vergara autor del primer gol tras un mal despeje del portero Matías Dituro apenas alcanzaron frente a los errores de sus laterales cuando los atacaron. Por la izquierda, Nicolás Giraldo cometió un penal dos minutos después por una imprudencia frente a Gastón Lezcano. El cobro de Luciano Aued lo atajó Joel Graterol.

Por la derecha Rodrigo Ureña otra vez dio espacio para los centros desde el costado. La pelota en el área otra vez lastimó al campeón colombiano. Juan Pablo Segovia perdió a Fernando Zampredri en el 1-1 a la media hora de juego.

El empate convirtió al local en un equipo plano, que relegó su protagonismo. Sin reserva física se resignó a ese resultado. Católica terminó con el 62 por ciento de la posesión y un punto que aún lo mantiene en la pelea por la clasificación.

América sigue tercero con las mismas unidades, pero dejó pasar otra oportunidad en el Pascual Guerrero de acercarse a los octavos. Definirá su paso a los octavos frente a los brasileños. El miércoles de la semana que viene frente a Inter en el Pascual Guerrero y en la última fecha contra Gremio en Porto Alegre.