<
>

Para Dani Alves, y Brasil, la única opción es ganar la Copa América

play
Dani Alves: "Nosotros estamos obligados a ganar" (1:49)

Para el lateral de la selección de Brasil, el equipo representa "un país que es dueño del fútbol. Tenemos ahí 200 millones de entrenadores en su casa", pero "trabajaremos para ello, pero no podemos decir que vamos ahí a ganar", dijo sobre la Copa America. (1:49)

SALVADOR (Enviado especial) – Daniel Alves, capitán de la selección brasileña, reveló en entrevista con ESPN FC lo que tiene que hacer para superar la presión de ganar la Copa América que disputarán en Brasil, a partir del viernes ante Bolivia en el partido inaugural.

Consciente de lo que representa el fútbol para Brasil, el veterano Alves, de 36 años de edad, dijo que afronta un reto con el combinado nacional. El lateral derecho sabe que el fútbol es un modelo de vida a seguir en su país, y que su verdadera obligación es vaciarse en cada entrenamiento y en cada partido.

"Estamos obligados a ganar, porque representamos a una nación dueña del fútbol", señaló Alves. "Tenemos 200 millones y pico de entrenadores [siguiéndonos] en sus casas. Por eso tenemos la obligación de ganar", afirmó el aún jugador del PSG que sigue sin firmar la oferta de renovación que tiene encima de la mesa desde hace meses.

Con un discurso pedagógico, Alves explicó a qué realmente se compromete la verdeamarelha.

"Nuestro trabajo es dar el ciento por ciento en cada partido, en cada entrenamiento y cada día. Esa es nuestra obligación", dijo Alves. "Y que el resultado se dé como se dé. Pueden suceder muchas cosas, pero no podemos ir a ahí a Brasil creyendo que vamos a ganar. Trabajaremos para ello, pero no diciendo que vamos a ganar, ya que si no tu subes la expectativa y si no lo logras generas muchas decepciones".

La selección brasileña, siempre candidata al título, no ha tenido mucha fortuna en los últimos grandes acontecimientos. No gana la Copa América desde 2007, aunque su gran losa recae en los Mundiales, donde ha alzado el trofeo Jules Rimet en cinco ocasiones.

El mundo del fútbol no olvidará nunca que cayó fulminado de manera grotesca en las semifinales del Mundial 2014 disputada en Brasil. Aquel 1-7 ante Alemania dejó una herida que aún no cerró del todo. En Rusia, el verano de 2018, fue Bélgica quien en cuartos de final, 1-2, los mandó a casa antes de los esperado.

Ante los mazazos recientes, Alves, siempre sonriente, es optimista y a la vez muy práctico.

"Si tu no consigues pasar páginas en tu vida siempre vas a estar en el mismo capítulo", contó el capitán de la selección. "El equipo pasó página y ya va para el siguiente capítulo. Lo que sirve, sirve y lo que no déjalo ahí, porque no se va a poder remediar. Sabes lo que sucedió. Por ejemplo ahora, si tu quieres entrar en melancolía de que Brasil quedó fuera del Mundial una vez más vas a perder tanto tiempo sufriendo que la ola va a pasar y tu vas a estar ahí, llorando".

Una de las personas que le ha dado un aire diferente al equipo brasileño es Tite. Alves sólo tiene buenas palabras para el seleccionador que entró como un remedio de urgencia y que con sentido común y una idea firme espera devolver la sonrisa a los brasileños.

"El gran desafío de la selección brasileña es mantener una base, ya que van a salir jugadores, pero mantener una base que va a tirar la solidez para poder aspirar en el siguiente Mundial. Porque si tu vas cambiando, nunca vas a tener una estabilidad, porque no da, no tienes mucho tiempo para trabajar en la Selección", dijo Alves.

"Desde que asumió Tite hasta el Mundial sólo perdimos un partido, el que no debíamos, vale, da igual, perdimos un partido, pero los resultados están ahí. Y la Copa del Mundo no es tan fácil para ganar, no es tan fácil para ganar que hay muchísimas selecciones y muchísimos grandes jugadores de nivel de talla mundial que no ganan. Y la final fue Francia contra Croacia. No es fácil".

play
1:35

Dani Alves ve en Messi un enemigo peligroso

Al ser consultado sobre qué equipo podría ser un rival complicado para Brasil, el lateral del PSG no dudo en decir: "Argentina tiene a Messi". Alves compartió equipo con el argentino en el Barcelona.

La amenaza

Alves reconoce que el gran rival de Brasil en todas las competencias, sea cual sea, es Argentina. Hasta el momento, y siempre según partidos oficiales, las dos selecciones se vieron las caras en 105 partidos, empatando en 26 ocasiones, con 38 triunfos para Argentina y 41 victorias para Brasil. En esos choques se vieron 313 goles: 160 de Argentina y 163 de Brasil.

Pero para el lateral, el conjunto albiceleste tiene un factor determinante, Lionel Messi, un futbolista que conoce muy bien y con el que compartió inolvidables momentos con la camiseta del Barça. Para Alves sólo su presencia hace que el gran rival sea Argentina: "Siempre digo lo mismo, ellos tienen a Messi".

Alves aprovechó la charla con ESPN FC para calentar un poco la rivalidad entre brasileños y argentinos. Sin olvidar las burlas que llegaron desde Argentina tras la eliminación de Brasil del Mundial del 2104 (tras la final ante Alemania fueron en sentido contrario), el capitán brasileño se atrevió a comparar la situación social del país de Messi con el momento futbolístico del gran rival brasileño.

"Argentina es una consecuencia de lo que vive su país ahora mismo. Tienes que reestructurarte para poder crecer", indicó el futbolista del PSG. "No puedes descartar a Argentina, es más o menos como nosotros, atractivo y duro".

play
1:13

Dani Alves: "Siempre he dicho que tiene que haber una unificación"

En entrevista exclusiva con ESPN, el lateral brasileño opinó que "debería ser como la Eurocopa. Al final somos un solo continente", refiriéndose a tener invitados como Qatar o Japón y no Estados Unidos o Canadá en la Copa América.

La unificación y la buena gente

Alves es de los que considera desde hace tiempo que la Copa América la deberían jugar todos los países del continente. Así, instaría a CONMEBOL y CONCACAF a sentarse para hablar del asunto. La competencia sería mayor y la exigencia, más elevada. México, Estados Unidos o Costa Rica, por ejemplo, serían rivales que levantarían aún más el nivel de la competición.

"Sería bueno y lo mejor que hubiese una unificación. Al final todos estamos en el continente", indicó el capitán brasileño. En el caso de los mexicanos, por ejemplo, estuvieron presentes en las últimas 10 ediciones del torneo, desde 1993 a 2016 y Estados Unidos en cuatro (1993, 1995, 2007 y 2016).

Para el presente torneo, los invitados son Catar y Japón. Para Alves, las dos selecciones deberán ser competitivas.

"Si no hacen bien su trabajo se irán rapidito a casa", dijo, antes de opinar por qué fueron las elegidas para ser invitadas.

"A Catar los invitan por el Mundial y a Japón porque son buena gente".