<
>

Comesaña rompió el silencio: "Yo no me fui de Medellín, me fueron. A Ossa no le da el carácter para decirme las cosas a mí"

El ciclo de Julio Comesaña en Independiente Medellín llegó a su fin tras quedar fuera de la final del FPC. A pesar de golear a Equidad por 5-1 en la sexta fecha del cudrangular, el triunfo de Tolima sobre Envigado finiquitó las posibilidades del Poderoso. Ya lejos del club, el exentrenador habló en VBar Caracol sobre los dichos del presidente Ossa acerca de su trabajo y cómo fue que se llegó a finalizar su contrato.

"Giraldo me citó en el club, me senté con él y el presidente del club y fue Raúl quien me informó que no iba a continuar al mando del equipo. Yo le dije que estaba bien, que era una decisión del club, no pregunté por qué me sacaron ni nada. Había una cláusula de rescisión por si me iba o por si me sacaban", comentó sobre el momento en el que le comunicaron la decisión.

Además, afirmó sentirse preocupado en los días anteriores por la falta de planificación: "No es que lo olía, pero estaba muy preocupado con el profesor Franco porque no había ninguna conversación que apuntara al segundo torneo, un seguimiento o evaluación. Uno no puede pensar en junio para un torneo que empieza en julio. Me llamaba la atención que no hubieran reuniones para eso. Había pequeñas charlas pero nunca nada formal ni nada escrito para que quede documentado. Después del partido con Equidad nos reunimos con los jugadores y les informamos que les íbamos a dar descanso de unos días y que el regreso era en tal fecha, unos nueve días. Esa noche les explicamos también que no era seguro que nos encontraran a nosotros en el regreso porque había una serie de situaciones que habíamos hablado respecto a la infraestructura del club que eran necesarias".

El entrenador le contestó al presidente Daniel Ossa, quien criticó su trabajo: "Yo acepté tranquilo, no me interesaba preguntar por qué no seguía. Pero ayer vi unas declaraciones del presidente Ossa que me molestan. No quiero que se falte a la verdad, quiero que se digan las cosas como fueron. Soy un hombre con mucha experiencia y él es un muchachito joven. Seguro su tío lo puso al frente del club y seguro es un buen profesional desde lo administrativo. Me parece que las cosas que dijo no son verdad. Él me tiene que respetar a mí porque es un aparecido en el fútbol, no le está cuidando la plata al tío o al club porque hace las cosas de manera equivodacada, tiene que armar una infraestructura de equipo grande y no de barrio. Que no me señalen como que no quiero a Medellín, si tengo que hablar con alguien me cito con esa eprsona y escucho lo que sea, pero nadie va a manejarme el equipo. Ni el presidente ni nada. No le da el carácter y el cuero para decirme las cosas a mí".

"Cuando dicen que subestimé la Copa Sudamericana es una gran mentira, quizás ellos sí porque no nos preparamos para ganar la Copa. Cuando llegué, el gran propósito era clasificar a los ocho de la Liga, después sí mencionaron que teníamos que tratar de pasar a la otra ronda, eliminar a América. Y lo hicimos con lujo y detalle. Después vienen los grupos de Sudamericana, empatamos en Paraguay y empezaron a decir que Guaireña no tenía nada. En casa le ganamos a 9 de Octubre y empezaron los problemas de un club que tiene que cambiar en muchas cosas. No puede ser que todas las cosas le pasen al Medellín. Tuvimos que ir a jugar a Pereira en un partido crucial, era un partido de 40.000 personas donde necesitábamos nuestra gente. Inter nos ganó en Brasil, algo que no me parecía muy grave. Cuando ves el plantel, presupuesto, infraestructura de Inter, entendés lo que pasa. No podés mentirte a vos mismo".

"Este torneo que viene ahora el Medellín tendrá cinco partidos fuera de casa por espectáculos. El club necesita poder económico y político. Tiene mucha gente, una hinchada muy grande, no sé si tiene poder económico pero cumple con todos sus compromisos a tiempo, pero poder político no tiene. Y no se puede andar en estos tiempos así", agregó.

El entrenador fue consultado sobre la 'falta de empatía' entre su persona y la hinchada, a lo que contestó: "El presidente genera falta de empatía entre la hinchada y el cuerpo técnico. Ossa jamás se sentó conmigo a decirme que subestimé la Sudamericana, es todo mentira. Cuando habla de las Divisiones Menores me pregunto cuáles son. Yo las conozco y vienen a practicar con nosotros en una cancha que vive inundada, en 50x50 tenemos que entrenar. No me hagan hablar porque me iba a ir callado, pero sí voy a responder a esas cosas que faltan a la verdad. El grupito de 100 o 50 que en Equidad entró antes del partido y que me gritaban que me iban, son todos mandados. Habrá alguien tan ignorante futbolísticamente para decir que la campaña del Medellín amerita que squen al tecnico. Tendrían que estar orgullosos de lo que hizo el equipo".