<
>

Carrascal regresa a La Bombonera, donde perdió la titularidad con River en marzo

Carrascal tendrá este domingo un nuevo Superclásico ante Boca Juniors, para demostrar que puede ser un atacante confiable AP

Jorge Carrascal tarda en despegar en los tiempos que reclama River Plate. Este domingo tendrá un nuevo Superclásico ante Boca Juniors por el torneo argentino, para demostrar que puede ser un atacante confiable.

En febrero de este año, Marcelo Gallardo premio el esfuerzo del atacante colombiano con la camiseta número 10. Una responsabilidad para elegidos, pero con alto nivel de impaciencia. Para llevarla hay que combinar técnica con regularidad.

El tiempo para demostrarlo aguantó cuatro partidos para Carrascal. Fue titular contra Rosario Central, Platense, Argentinos Juniors y el campeón Boca Juniors. En ese encuentro del 14 de marzo perdió su lugar en el equipo tras el 1-1 en La Bombonera.

Jugó como extremo izquierdo en el comienzo de la era de los tres centrales de Miguel Russo en el equipo xeneize. Indiferente con la pelota pese a los espacios que dejó Carlos Zambrano, probó sin éxito como interior. Gallardo esperó 67 minutos por su fútbol. Mejoró en el complemento, pero llevar la 10 de River pide más que el único pase que dio para Rafael Borré. Lo reemplazó Julián Álvarez.

Ese bajón de rendimiento lo mandó al banco. El DT encontró mejores respuestas en Nicolás De La Cruz, en Agustín Palavecino y en Álvarez. Disputó 289 minutos en los últimos ocho partidos por la liga local.

Reapareció como inicialista la semana anterior por la CONMEBOL Libertadores frente a Santa Fe en Paraguay. El exceso de individualidad lo afectó contra un rival al que le sacaron la localía y con defensa permeable.

Su entrenador resalta sus condiciones, e insiste en que necesita más continuidad en su fútbol. Frente a Aldosivi tuvo más chispa y se metió en la convocatoria mixta que armó River para visitar este miércoles a Junior en Barranquilla por el torneo continental.

El domingo 16 de mayo está el Superclásico. Otra oportunidad para demostrar que la 10 es suya y de nadie más.