<
>

James, sin minutos en otra final y en un partido que dio oportunidades

Luego del 0-0 en los 120 minutos, Real Madrid se impuso por 4-1 en los penales ante el Atlético Madrid y James Rodríguez sumó una nueva estrella, en un partido en el que no entró en cancha.

El volante estuvo entre los convocados para esta edición del derby español pero se tuvo que conformar con el ver el juego desde el banco de suplentes porque el entrenador Zinedine Zidane no lo tuvo en cuenta.

El desarrollo del encuentro se dio para que el volante colombiano ingresara ya que ninguno de los equipos se sacó ventaja en el terreno de juego y el trámite fue bastante parejo, tanto que las ocasiones de gol fueron mínimas.

James hubiera podido ser de gran ayuda en un partido trabado y con poca claridad. Jovic lo intentó con su técnica y movió las acciones, mientras que el uruguayo Valverde se quedó en intenciones. Así las cosas, el DT francés optó por otros jugadores para refrescar el equipo. Los tres cambios que envió a la cancha fueron Rodrygo, Mariano y Vinícius Júnior.

Esta Supercopa marcó el regreso de James a la actividad tras su lesión en la rodilla cuando jugó los últimos 13 minutos en la victoria ante Valencia por las semifinales.

El centrocampista se convirtió en el tercer colombiano en alzar el título de la Supercopa de España, además de Edwin Congo y Aquivaldo Mosquera que lo consiguieron con el Madrid y el Sevilla.