<
>

Brian Robinson recibe alta médica con Commanders tras recuperarse de dos balazos en la pierna

Los Commanders tienen confianza de que podrán contar con el novato para su partido de la Semana 5 frente a Tennessee

Los Washington Commanders activarán al corredor novato Brian Robinson desde la lista de lesiones ajenas al fútbol americano, otro paso en su regreso después de recibir un par de disparos a finales de agosto. Médicos aprobaron su regreso, y entrenará el miércoles por primera ocasión desde el tiroteo, informó el head coach Ron Rivera.

Una vez que sea activado y comience a entrenar, Washington tendrá 21 días para colocarlo en la plantilla activa, o necesitaría trasladarlo a la lista de reservas lesionados. Rivera dijo tener optimismo de que Robinson jugará el duelo del domingo en contra de Tennessee, aunque desea ver cómo lidia Robinson con varios días de prácticas. Los Commanders (1-3) juegan dos veces en 11 días, dado que viajan a Chicago el 13 de octubre.

"Esperamos sea un buen impulso y esperamos recibir lo que esperamos y que sea el otro corredor de calidad que buscamos", notó Rivera. "Debemos ser inteligentes en cómo lidiamos con él y debemos gestionar esas expectativas y administrar lo que está atravesando físicamente y mentalmente. Es un conjunto diferente de circunstancias. No sé de algún otro jugador que haya dirigido que haya pasado por esto".

Rivera también dijo que el ala defensiva Chase Young, regresando de una rotura de ligamento anterior cruzado, está "tendiendo en la dirección correcta", pero que desean ver dónde se halla la siguiente semana. Rivera dijo que los médicos son optimistas, pero creen que Young necesita más tiempo.

Robinson ha tenido progreso constante desde que fuera herido mientras iba en camino a un restaurante en el Distrito de Columbia el 29 de agosto. Los primeros reportes policiacos señalaron que fue víctima de un asalto o robo de vehículo. Robinson fue tratado en la escena, pero requirió cirugía en la rodilla derecha, que no sufrió daño estructural.

Robinson ha estado presente en las prácticas de Washington durante las últimas tres semanas, trabajando a un lado con los preparadores físicos. Podía ser observado realizando ejercicios de agilidad de manera vigorosa, jalando un trineo y recorriendo rutas de pase.

Cuando sea que vuelva, Washington espera que Robinson pueda aportar una chispa a una ofensiva en problemas. Robinson, un recluta de tercera ronda, habría abierto la campaña como el corredor primario de Washington en los primeros intentos, por su consistencia y poder entre los tackles.

"Siempre que se gana a un jugador explosivo, no me importa cuántos, cuatro, cinco, no importa. Quieres tantos como puedas", declaró el coach de corredores de Washington, Randy Jordan. "Tenerlo de regreso, la energía que aporta, va a ser realmente bueno para nosotros".

Jordan se dijo complacido por el tacto innato de Robinson para llevar el balón.

"Hay ciertas cosas que no se pueden enseñar de la posición de corredor, en términos de sentir [los colores de jersey] y sentir dónde necesita cortar", explicó Jordan.

Antonio Gibson, su corredor primario, ha corrido para 173 yardas, promediando 3.26 yardas por acarreo. No ha corrido para más de 58 yardas en un partido de la campaña, una función del llamado de jugadas y también de las desventajas de doble dígito en que han caído los Commanders en cada uno de los tres partidos más recientes.

Pero, los Commanders desean usarlo de varios modos gracias a su habilidad para recibir; emparejarlo con Robinson por momentos podría ayudar hacia ese objetivo. Gibson también devolvería las patadas de salida cuando regrese Robinson.

El juego terrestre de Washington no fue el tema en la derrota del domingo por 25-10 ante Dallas, con los Commanders acumulando la mejor marca de la campaña con 142 yardas.