<
>

¿Tu cuerpo está bien alineado?

ESPN Run

Afecciones como dolores de espalda o inclusive malas técnicas de carrera suelen tener como causa una mala alineación de nuestro cuerpo. Para saber si ese es tu problema, puedes pararte frente a un espejo que te permita mirarte de cuerpo entero, de pies a cabeza, observando diferentes puntos de tu anatomía. Tu postura debe ser como si tuvieses una cuerda sobre tu cabeza, que tira tu cuerpo hacia arriba. Intenta "estirarte hacia arriba". Si no cuentas con un espejo de estas características puedes tomarte una foto con tu teléfono móvil, asegurándose que esté ubicado justo a tu frente y a la altura de tu abdomen, algo alejado como para que la imagen te deje ver tu cuerpo entero, pero tampoco tanto como para que no puedas observar los detalles. Allí deberás notar que la altura de tus hombros sea idéntica, que uno no esté más elevado que el otro. Lo mismo debe pasar con la altura de tus caderas, y para observar mejor esto coloca tus manos encima de las crestas ilíacas, que son los huesos que sobresalen a ambos lados de la parte baja de tu abdomen.

Luego de eso, aflójate y deja caer tus brazos con total libertad a los costados de tu cuerpo. Deberás notar que tus manos estén exactamente a la misma altura, y que el hueco formado por el brazo y el cuerpo sea simétrico de ambos lados. Si existe algún desequilibrio, este espacio se presentará con tamaño y formas diferentes de cada lado. Además, deberás notar que el peso de tu cuerpo está repartido simétricamente sobre ambas piernas, es decir sin estar inclinado hacia un lado.

Luego de eso, hagamos una prueba sobre el plano lateral. Allí será más fácil hacerlo tomándote una foto, que te permitirá observar mejor cada detalle e inclusive trazar sobre ella una línea recta vertical. Esta línea deberá pasar de arriba hacia abajo justo por el conducto auditivo externo (es decir, el hueco de tu oreja), los cuerpos de tus vértebras cervicales, la articulación del hombro, el cuerpo de las vértebras lumbares, el trocánter del fémur (puntas laterales de la cadera), ligeramente por detrás de la articulación de tu rodilla, y muy levemente por delante del maléolo externo (articulación de tu tobillo).

Realiza esta sencilla prueba, que te permitirá tener más conocimiento de cómo está tu cuerpo y si necesitas corregir algo.

¿Alguna vez te fijaste si tu cuerpo esta alineado?