<
>

Kipchoge intentará derribar la barrera de las dos horas de un maratón

El keniano Eliud Kipchoge, récord mundial de maratón (2h01:39), tratará de romper por primera vez la barrera de las dos horas en la legendaria carrera de 42.195 metros, en una cita que tendrá lugar en Viena, en una horquilla de fechas que va del próximo sábado al lunes, en función de cómo sean las condiciones climatológicas.

El nuevo desafío de Kipchoge, conocido como "Ineos 1:59" por el patrocinador de la prueba, se correrá en el parque vienés del Prater en un circuito completamente llano de 9,6 kilómetros, del que la inmensa mayoría del recorrido es recto.

Serán 4,3 kilómetros de ida y otros tantos de vuelta y a ambos extremos hay dos amplias rotondas que han sido adaptadas para evitar cualquier desnivel.

Los organizadores han reducido la ventana temporal a esos tres días -inicialmente era entre el 12 y el 20 de octubre- y confían en que se den las condiciones atmosféricas ideales para correr ya el mismo sábado.

Walter Zwieflhofer, meteorólogo del equipo que prepara la prueba, aseguró hoy en una rueda de prensa que han fijados esos días y precisó las condiciones climáticas para celebrar la prueba.

Que no exista un viento excesivo -con un máximo de 1,2 metros por segundo-, que la humedad esté por debajo del 80 %, no llueva y se dé una temperatura ideal de entre 9 y 11 grados (aunque también es óptimo entre 7 y 14 grados a lo largo de toda la prueba) son los aspectos fundamentales para realizar el reto.

La carrera comenzará entre las 05.00 y las 09.00 hora local (03.00-07.00 GMT) ya que en ese periodo es cuando se dan las mejores condiciones.

El fondista keniano llegará mañana a Viena y el miércoles se anunciará la fecha concreta en la que se celebrará la carrera, aunque la hora de salida sólo se dará a conocer a última hora de la noche anterior.

En caso de romper el conocido muro de las dos horas, el récord no será homologable ya que no se cumplen las condiciones de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), aunque la marca quedará en la historia del atletismo.

Esta será la segunda ocasión en que Kipchoge intente ser el primero en correr por debajo de las dos horas un maratón. Hace más de dos años, el 5 de mayo de 2017 en el circuito de Monza, Kipchoge ya corrió el maratón más rápido de la historia, culminando con una marca no homologable de 2h.00:25.

Zwieflhofer explicó que el objetivo es que Kipchoge corra toda la distancia a un ritmo constante de más de 21 kilómetros por hora, con la intención de mantener un ritmo de 2 minutos 50 segundos por kilómetro.

La existencia de árboles a ambos lados del circuito ha sido uno de los factores para elegir el parque de Viena como localización ideal para este desafío.

Un total de 41 liebres de primer nivel, entre ellos los tres hermanos noruegos Ingebrigtsen -Henrik, Filip y Jakob-, se intercambiarán en la carrera para ayudarle a mantener el ritmo necesario.