<
>

¿Qué nos ofrece el aceite de oliva?

ESPN Run

El aceite de oliva es sin dudas uno de los alimentos con "mejor imagen", y esto tiene una razón de ser que se centra en sus interesantes propiedades nutricionales y de salud. En síntesis, por su composición el aceite de oliva tiene alto contenido en grasas insaturadas, y dentro de las insaturadas las más representativas son las concretamente las monoinsaturadas, las cuales se diferencian por tener un doble enlace en su estructura y por ser líquidas a temperatura ambiente. Las grasas monoinsaturadas son muy importantes en la nutrición, ya que disminuyen ligeramente el colesterol plasmático, a la vez que favorecen la formación de compuestos con acción antiagregante y vasodilatadora, impidiendo la formación de trombos o coágulos sanguíneos y aumenta el diámetro de las venas y arterias.

Ahora, ¿en qué se traduce todo esto a la hora de hablar de beneficios concretos para los runners? Los beneficios del aceite de oliva virgen extra son extraordinarios para el organismo en general, y también para el funcionamiento del cuerpo de un corredor. Entre sus propiedades está la capacidad de ayudar a evitar el estrés oxidativo, debido a sus grandes aportes en antioxidantes. También este alimento es capaz de colaborar en una más rápida y mejor recuperación post ejercicio, debido a que la presencia de ácidos grasos en el aceite de oliva ejerce una potente acción antiinflamatoria. Esto ayuda a reducir el dolor muscular ocasionado tras la práctica deportiva. Además, su consumo regular favorece la hipertrofia muscular, ya que el aceite de oliva es rico en Omega 3, un ácido graso que ayuda a ganar masa muscular. Sucede que estos ácidos grasos intervienen en la síntesis interna de hormonas anabólicas, como por ejemplo la testosterona o la hormona del crecimiento, y precisamente este el motivo para que ayude a regenerar las fibras musculares dañadas durante tus entrenamientos o competencias, especialmente las más exigentes. Por último, el aceite de oliva también mantiene protegido a tu sistema cardiovascular, ya que aporta las famosas grasas beneficiosas para el organismo. Esto es especialmente importante para los deportistas que realizan un arduo entrenamiento cardiovascular.

En síntesis, el consumo de aceite de oliva dentro de la dieta regular es un complemento perfecto para la práctica deportiva. Utilízalo para condimentar tus ensaladas o para realizar sabrosas vinagretas que acompañen a carnes magras, pescados o pechugas de pollo.

¿Incluyes el aceite de oliva en tu dieta?