<
>

Checo Pérez termina 12do en la segunda práctica para el GP de Países Bajos

Checo Pérez y Red Bull no tuvieron un viernes rápido, pues fueron claramente superados por los Ferrari; pero estos son entrenamientos

El mexicano Checo Pérez finalizó en la décimo segunda posición en la práctica 2 del Gran Premio de los Países Bajos, mismas que fueron dominadas por la Scudería Ferrari con Charles Leclerc y Carlos Sainz, mientras que el campeón mundial y piloto local Max Verstappen concluyó en el octavo lugar.

En los primeros siete minutos de sesión el de Guadalajara se colocó en la octava posición con compuesto medio con un tiempo de 1:14.270, mientras que el primer lugar lo ocupaba Max Verstappen con la goma blanda y un cronómetro de 1:13.465.

La sesión en el Circuito de Zandvoort se volvió afectada por la pista estrecha y los puntos ciegos, lo que obligó a Checo Pérez y varios pilotos más a abortar algunas vueltas rápidas.

El mexicano se concentró en poner el auto a su modo, esto le llevó a bajar hasta el onceavo lugar a falta de media hora por terminar la sesión, mientras que en la parte alta del clasificador Carlos Sainz marchaba primero con un tiempo de 1:12.349.

Checo Pérez salió de pits con neumático suave para comenzar a mejorar sus tiempos, pues marchaba en el lugar 15, pero en su primera oportunidad subió al décimo primer puesto con un 1:13.493. Es decir, a 1.148 segundos de Charles Leclerc, quien tenía el mejor tiempo en ese momento.

Con ese tiempo Checo Pérez fue enviado a pits para cargarlo de gasolina y hacer simulación de carrera.

Una vez en pista el piloto de Red Bull marco un tiempo de :17.559, mientras que, por delante de él, y con tanques cargados, marchaban con mejores ritmos Charles Leclerc, Max Verstappen y George Russell. El monegasco marchaba con un tiempo de 1:17.2. En tanto, Max Verstappen estaba con un ritmo de 1:17.317. Es decir, dos décimas más rápido que Checo Pérez.

El circuito de los Países Bajos, enclavado en las ondulantes dunas de arena, junto al mar, transmite la sensación de los trazados de la vieja escuela, una montaña rusa de curvas rápidas, peraltadas, desafiantes, que exigirá numerosos cambios de dirección a alta velocidad y una carga aerodinámica muy alta. Sus pocas rectas largas suponen un alivio para las unidades de potencia.

Adelantar será todo un desafío, principalmente, por la secuencia de curvas, lo que incrementará la importancia de la clasificación del sábado en este circuito que, para rizar el rizo, presenta dos asfaltos diferentes, uno antiguo y otro más suave, de 2020. Reto para los neumáticos.

Actualmente, Checo Pérez marcha sublíder en el mundial de pilotos con 191 puntos a falta de ocho carreras por disputar. En el campeonato de constructores, Red Bull domina con comodidad a Ferrari con 118 puntos de ventaja.