<
>

Bob Arum: Jarrell Miller "se está tomando en serio su regreso"

El legendario promotor Bob Arum aseguró que el peso completo Jarrell ‘Big Baby’ Miller “se está tomando en serio su regreso” a raíz de un fallo de dopaje que le abrió la puerta a Andy Ruiz Jr. para convertirse en campeón mundial.

Top Rank anunció el miércoles la firma oficial de un acuerdo promocional con el peso completo de 31 años para unirse a sus filas y tratar de romper con el ayuno boxístico que tiene desde hace 14 meses, producto del resultado adverso en algunos exámenes antidopaje previos a su cancelada pelea ante el británico Anthony Joshua.

Miller, originario de Brooklyn, Nueva York, tiene una estupenda marca profesional de 23-0-1 y 20 nocauts. En sus últimos 10 combates profesionales noqueó a nueve de sus 10 víctimas, pero desafortunadamente incurrió en el tema de dopaje que evitó que disputara su primera batalla titular, siendo sustituido en la misma por Ruiz. El resto es historia.

“Jarrell Miller se está tomando en serio su regreso, quiere hacer las cosas de la manera correcta y quiere convertirse en campeón mundial del peso pesado”, dijo el legendario promotor Bob Arum. “Él es uno de los personajes más únicos y emocionantes del boxeo, pero lo más importante es que puede pelear”.

Con Top Rank, Miller tiene la posibilidad de enfrentar a rivales como Tyson Fury o incluso Óscar Rivas, así como a Michael Jennings. Sobre todo, tendrá la proyección que necesita su carrera ahora que pasó por un momento complicado tras la cancelación de su pelea con Joshua.

“Un revés menor para un gran regreso. Vengo por todo y por todos. Nadie está seguro. Saluden al malo”, dijo Miller. “Todos quieren ser el superhéroe. No vivimos en un mundo color de rosa. Nunca seré el superhéroe. En mi mundo, la mayoría de las veces, el villano gana”, destacó Jarrell.

El púgil estadounidense y Top Rank están por definir la fecha de su debut tras el nuevo acuerdo, pero se espera que pueda ser en el mes de marzo o abril, ya que sería una verdadera sorpresa verlo en el respaldo de la cartelera que van a protagonizar Tyson Fury y Deontay Wilder el 22 de febrero en Las Vegas.