<
>

¿Domingo Germán, de as al bullpen de los Yankees en octubre?

play
Guillermo Celis: 'Entre Dodgers y Yankees, los Astros son los que tienen más posibilidades' (2:56)

A juicio de "Memo", la novena de Houston "tiene mejor pitcheo, y eso es lo más importante en la postemporada". Dodgers y Yankees dominan las Grandes Ligas con 91 victorias y los Astros están a sólo un juego. (2:56)

DETROIT, Michigan – En una temporada de héroes improbables, los New York Yankees, un equipo que se ha visto plagado por las lesiones durante toda la campaña, quizás no tengan un colaborador más sorprendente que el pitcher Domingo Germán.

Cuando los Yankees perdieron los servicios del diestro Luis Severino, as de la rotación, debido a una lesión en el manguito rotador derecho durante esta primavera, el equipo confirió a Germán la responsabilidad de trabajar algunos innings en los últimos tramos de la rotación. Sin embargo, el nativo de San Pedro de Macorís, República Dominicana, ha hecho mucho más que eso.

El surgimiento del diestro de 27 años ha ayudado a mitigar la pérdida de rendimiento de los veteranos de la rotación de los Yankees. Germán, quien tiene récord 17-4 con efectividad de 4.21 ha sido, de lejos, el abridor más fiable en el Bronx durante toda la temporada. Pero los Yankees indican que gestionarán su uso con creatividad durante el mes de octubre, cuando los triunfos pesen mucho más.

“Puedo ver a Domingo jugando un rol bastante importante con nosotros en la postemporada, ojalá sea así”, afirmó el manager de los Yankees Aaron Boone. “Hay una cantidad de roles distintos que él bien puede asumir. Puedo verle muy fácilmente como abridor en varios partidos. Puedo verle ingresar al partido en un inning en situaciones importantes. Puedo verle dándonos buen rendimiento y longevidad desde el bullpen”.

En lo que al propio Germán respecta, el pitcher afirma sentirse cómodo haciendo lo que sea mejor para su equipo, además de creer que cualquier descanso extra que pueda disfrutar en estos momentos le ayudará a mantener su brazo fresco, con miras a lo que él aspira sea una carrera larga dentro de los playoffs.

“El equipo habló conmigo al respecto y yo estuve de acuerdo. En lo que a mí concierne, no hay problema alguno”, indicó. “Lanzaré en el rol que ellos me asignen cuando tomen sus decisiones. Creo que es una buena idea tener algo de descanso, mientras pienso más en prepararme para la postemporada”.

Boone ha dicho que esas decisiones se mantendrán fluidas hasta el final de la temporada regular. Los Yankees también tendrán que ver si Severino o el relevista Dellin Betances, actualmente en gira de rehabilitación, formarán parte del equipo grande.

Independientemente de esa situación, los Yankees deben asegurarse de que Germán no trabaje en exceso. Germán lanzó un total de apenas 94 innings durante la temporada anterior entre Menores y Grandes Ligas, después de haber trabajado en 125 entradas en 2017. Previo a la jornada del jueves, el diestro suma 136 2/3. La primera decisión del equipo fue utilizar a Germán en un rol de relevista largo, tal como lo pensaban hacer en la noche del miércoles, sucediendo al abridor CC Sabathia.

El encuentro del miércoles en el Comerica Park fue pospuesto debido a las inclementes condiciones climatológicas. Germán asumirá el mismo rol después de Sabathia en el segundo juego de una doble tanda a celebrarse el jueves.

“Intentamos (gestionar) la carga de trabajo en estos tramos finales, dentro de un rol con el cual está familiarizado”, afirma Boone. “Él ha pitcheado en esta clase de rol previamente. Ha sido sumamente importante para nosotros este año. Se encuentra en medio de alcanzar una gran temporada y creemos que, obviamente, será una pieza sumamente valiosa si clasificamos a la postemporada”.

Germán, quien fue adquirido en 2014 en el canje con los Miami Marlins que involucró a Nathan Eovaldi, ha sido uno de los numerosos jugadores de los Yankees que han dado un paso al frente dentro de un equipo que ha sufrido la ausencia de 30 jugadores en la lista de lesionados, una cifra sin precedentes. Al inicio de la presente temporada, Germán había hecho apenas 28 apariciones en Ligas Mayores, la mitad en condición de relevista.

“Con todas las lesiones que hemos padecido este año, él ha sido un factor inmenso para nosotros”, indicó el diestro Masahiro Tanaka, quien tiene marca 10-8 y efectividad de 4.53 en una campaña plagada por la inconsistencia. “Domingo ha estado excepcional. Creo que ha hecho buenos ajustes y ha pensado muy bien cómo asumir su pitcheo sobre la loma y eso le ha dado muy buenos resultados, lo cual le ha permitido tener una temporada espectacular este año”.

“Creo que si analizamos el hecho (de que) perdimos a Severino durante gran parte del año y que Domingo dio un paso al frente… hablamos de llenar un vacío muy grande”, indicó el veterano zurdo J.A. Happ. “No pienso que él lo cubrió intencionalmente, pero si retrocedemos un poco y vemos bien lo que él ha hecho con nosotros, él ha sido excepcional. Entre los muchos peloteros que han asumido la responsabilidad, él se encuentra entre las principales figuras”.

En lo que respecta a los ajustes hechos por Germán, el diestro no hizo cambios dramáticos. Durante la primavera, éste trabajó con el coach de pitcheo Larry Rotschild en su selección de pitcheos y dominio, afinando su recta y desarrollando una curva efectiva que le ha ayudado a sentirse más cómodo en situaciones cruciales.

Para Germán, el mayor cambio ha sido confiar en sus capacidades.

“Siempre he creído en mí, pero creo que un factor que ha repercutido en un cambio importante este año ha sido mi mentalidad. Sé que cuento con buenos pitcheos, pero ahora no me preocupo por ellos, simplemente hago los envíos y espero que hagan lo que se supone deben hacer”, afirma Germán. “Ahora, estoy más enfocado y tengo mayor concentración, confío en que puedo ejecutar todos y cada uno de mis pitcheos. Confío en que puedo lanzar un cambio de velocidad en conteo 3-0. No dudo de que el pitcheo hará lo que necesita hacer. Mi mentalidad radica en ejecutar el pitcheo y estoy 100% seguro de que lo haré bien”.

Esa mejora en su nivel de confianza no fue fácil para el diestro, quien cree que haberse sometido a una cirugía Tommy John a los 22 años fue una bendición oculta.

“(La operación) fue sumamente difícil, en lo mental y lo físico. Tenía miedo de que no pudiera volver a ser el pitcher que era antes. No es fácil experimentar esa situación siendo tan joven y pensar que eso me ocurrió en el año en el cual pude haber hecho mi debut en Grandes Ligas”, recuerda Germán.

“Tenía que decirme constantemente que me mantuviera con la frente en alto y que saldría de esta experiencia más fortalecido que antes. Pero la lesión me ayudó a pensar. Me ayudó a ser más maduro y creo que me ayudó a ser mejor pitcher, debido a la madurez y concentración que necesitaba. Ahora, trabajo fuertemente a diario para no perder esa confianza que siento hoy”.

A medida que se acerca a otro giro de su carrera en los playoffs, Germán se ha ganado de pleno derecho la confianza de sus compañeros más avezados.

“Ha sido grandioso verle ser capaz de lanzar todos sus pitcheos en strike, que su curva cae en strike. Su cambio de velocidad es sumamente bueno, además de su recta. Es capaz de dominar a ambos lados del plato. Una vez que pude percibirlo, pensé que tenía la oportunidad de lograr un año bastante bueno”, indica Sabathia.

“El repertorio que lanza es simplemente impresionante”, dice el zurdo James Paxton. “No sabía que esperar de él y ha estado impresionante. Su material y movimiento, la vida que consigue sacarle a la pelota. Su actuación este año ha sido irreal”.