<
>

Chapman, 1° en cerrar con 3 ponches un All Star

play
José Abreu y Aroldis Chapman, estrellas que brillan con luz propia en el mejor béisbol del mundo (2:47)

El primero vivió su tercera convocatoria a un All Star Game, mientras que el cerrador de los Yankees asistió por sexta ocasión. (2:47)

CLEVELAND -- El novato Shane Bieber se convirtió en el primer lanzador desde el inmortal panameño Mariano Rivera en 2013 en coronarse Jugador Más Valioso del Juego de Estrellas. No obstante, otro lanzador que mereció fuerte consideración para ser galardonado fue el cerrador cubano Aroldis Chapman.

Al igual que Bieber, Chapman ponchó a los tres bateadores que enfrentó en la novena entrada, consiguiendo el salvamento, en un partido que terminó 4-3 a favor de las Estrellas de la Liga Americana, la séptima victoria consecutiva en el Clásico de Verano para el Nuevo Circuito.

"Me sorprendió un poco, pero no es nada, no era mi objetivo ganarme el MVP", dijo Chapman a ESPN Digital al concluir el partido. "El equipo estuvo bien, y me sentí bien y traté de hacer un buen trabajo, como he hecho esta temporada".

Chapman, cuyos 24 salvados son la segunda mayor cantidad en Grandes Ligas y lo ubican como líder en la Liga Americana, se convirtió en el primer cerrador en ponchar a tres bateadores en un Juego de Estrellas desde que se estableció la estadística de partidos salvados en 1969. Es además el primer lanzador en ponchar a tres bateadores para finalizar un Juego de Estrellas.

Bieber se convirtió en el segundo jugador en la historia de los Cleveland Indians en coronarse MVP y el primero desde el receptor puertorriqueño Sandy Alomar en 1997. Un factor que pudo haber influenciado la votación, la cual ahora cuenta con un porcentaje que se les cede a los aficionados, es la falta de popularidad de Chapman en Cleveland, con el cubano siendo parte de la escuadra de los Chicago Cubs que arruinó el sueño de campeonato de Serie Mundial de los Indians en 2016.

En esta edición del 90no Clásico de Verano, los lanzadores de la Liga Americana acumularon una impresionante cantidad de 16 ponches, la cuarta mayor cantidad histórica para uno de los dos cuerpos de lanzadores en un 'All Star'.

"Fue impresionante. Todos los pitchers que están aquí son tremendos pitchers, de diferentes organizaciones, y nosotros salimos al terreno a divertirnos y también a ganar", destacó el receptor Gary Sánchez, quien se combinó con su compañero Masahiro Tanaka para la primera victoria para un abridor de los Yankees en un Juego de Estrellas en los últimos 71 años (Vic Raschi en 1948).

play
2:03

Los abucheos son parte del juego para Jorge Polanco y Gary Sánchez

Ambos peloteros comentaron cómo vivieron el Juego de las Estrellas y sobre la reacción de algunos fanáticos.

"Los dos (Chapman y Bieber) dieron tres ponches, ya ahí era la decisión de los fanáticos, y estamos en Cleveland. (Bieber) es de aquí de Cleveland e hizo tremendo trabajo. Cualquiera de los dos se lo merecía", agregó Sánchez, el primer receptor dominicano en ser nombrado titular de un Juego de Estrellas.

"Honestamente pienso que se lo merecía", dijo el toletero de los Texas Rangers, Joey Gallo, sobre la premiación de Bieber. Gallo también se postuló a candidato a MVP con un cuadrangular en solitario que marcó la diferencia en el marcador.

"Mientras estaba en los jardines empecé a pensar, quizás me gano el MVP, pero Bieber se lo merece", continuó el jardinero y bateador designado. "Salir ante tu afición local, con presión y nervios, y lanzar de esa manera fue algo muy emocionante. Chapman estuvo fantástico también. Prácticamente me podía haber quitado el guante de jardinero. Miré a Whit Merrifield, que estaba jugando el jardín central, y nos quedamos cruzados de brazos. Ojalá nunca me toque enfrentarlo esta temporada".