Davis: Sin Nadal, España va por el golpe ante Francia

Este domingo se conocerá un finalista "especial". El de la última edición de la versión tradicional de la Copa Davis, la competición por equipos de este deporte más importante y emocionante, fundada en 1900, y que vivirá emocionantes duelos en marco del Francia-España, en el estadio Pierre Mauroy de Lille.

Por un lado España, sin Rafael Nadal lesionado en el tendón rotuliano de su rodilla derecha durante el Abierto de Estados Unidos, intenta lograr la que sería su décima final en la historia, de las que ha ganado cinco (2000, 2004, 2008, 2009 y 2011), y lo hace contra el actual defensor del título.

Desde que el equipo de Yannick Noah derrotó a Italia, por 3-1 y a domicilio en cuartos, en Génova, con Lucas Pouille asumiendo el mando de la formación gala. Para ello eligieron un recinto icónico, sede de la final de 2014, cuando Suiza les arrebató el título, y del año pasado, cuando derrotaron a Bélgica.

Una superficie que más daño podría hacerle a Nadal, "rebound ace", rápida y de pique muy bajo, sobre la que hasta hace unos años se disputaba el Abierto de Australia, y una bola pesada y dura, más acorde para el golpe plano que para el top spin de los españoles.

Pero si Bruguera no puede contar con Nadal, Yannick también tiene bajas importantes, como las de Jo-Wilfried Tsonga, tocado en el menisco izquierdo y que no ha jugado desde el 10 de febrero pasado, Gael Monfils, que se lesionó en este Abierto de Estados Unidos y una más, la del gran doblista Pierre-Hugues Herbert, perjudicado en un muslo, que junto con Mahut no ha perdido ni uno de los cinco partidos disputados en esta competición.

El capitán español, triunfador en sus dos primeras eliminatorias, contra Gran Bretaña en Marbella (3-1), y Alemania en Valencia (3-2), confía para los singles en Pablo Carreño (21 del mundo), Roberto Bautista (26), y Albert Ramos (55), convocado tras la baja de Nadal.

Noah ha diseñado un equipo en el que Pouille (24 años y 19 del mundo) asume el papel de líder y sobre él recaerá la obligación de ganar sus dos individuales. Lo acompaña el veterano Richard Gasquet (32 años y 24 del mundo) y Benoit Paire (29 años y 54 ATP), convocado por primera vez para el equipo de la Davis. Parece claro que Noah formará un doble con Mahut y Julien Benneteau (36 años), que ha pospuesto su retiro para el final de la esta temporada, pensando en la Davis.

Francia ha ganado la Ensaladera de Plata en diez ocasiones (1927, 1928, 1929, 1930, 1931, 1932, 1991, 1996, 2001, 2017) y ha sido finalista otras ocho más. Ha llegado a las semifinales tras vencer a Holanda (3-1) en Albertville, y a Italia (3-1) en Génova.