María Isabel Urrutia: La mujer dorada de Colombia

Pase de antorcha entre colombianas: De Restrepo a Urrutia. Getty Images

BUENOS AIRES -- “Las mujeres no son tan fuertes como los hombres” probablemente sea una frase que nunca se cruzó por la mente de la pesista colombiana María Isabel Urrutia. Siendo una de las deportistas olímpicas más renombradas de su país en una disciplina en constante desarrollo para las mujeres, para ella nunca existieron los imposibles.

Fue en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, que Urrutia hizo historia al ganar la medalla de oro en levantamiento de pesas en la categoría de 76 kilos. Y esa historia resuena hasta el día de hoy, ya que marcó el inicio de un camino de crecimiento para el deporte de su país.

Esa misma medalla le valió a Colombia el primer puesto en el medallero sudamericano en esos Juegos Olímpicos. Pero su triunfo tuvo un significado más profundo para su país. Urrutia, una mujer sencilla del Valle del Cauca, al oeste de Colombia, representa el espíritu luchador de incontables mujeres colombianas que logran alcanzar sus metas, a pesar de situaciones adversas.

La vida no siempre fue color de rosa para la condecorada atleta. Intercalando sus entrenamientos con su trabajo como responsable de recibir reclamos en diversas Empresas Municipales de Cali, María Isabel sabe bien lo que significa ‘pelear desde abajo’. Con el talento y la suerte de su lado, fue esa lucha la que la llevó a ganar 25 medallas de oro en competencias en todo el mundo.

Si bien desde una temprana edad reconocieron en ella ciertas habilidades deportivas, sus primeros pasos hacia la halterofilia los dio como lanzadora de bala y disco, disciplinas en las que logró varios títulos nacionales e internacionales. Viendo el talento innato que tenía, fue por sugerencia de ciertos entrenadores, que en 1989 decidió dedicarse al levantamiento de pesas, donde supo adueñarse de multitud de títulos en campeonatos mundiales.

Si de galardones se trata, la medalla de oro olímpica es uno de tantos logros acumulados en la carrera de Urrutia: Obtuvo el título de campeona mundial en 1990 y 1994, conquistó la medalla de oro en levantamiento de pesas en los World Games de 1997 en Finlandia, en la categoría 83 kg y tras su espectacular performance en Sydney, fue distinguida como la deportista del año por varias entidades deportivas en Colombia.

Admirada por sus logros deportivos como por su capacidad intelectual para dar su aporte a la sociedad, es Licenciada en Educación física, Especialista en Derechos Humanos y de género. Fue electa Representante de la Cámara en 2002, siendo reelegida para el mismo cargo en el 2006 con una mayoría de votos por la transparencia en su gestión. Y todo esto sin dejar su pasión por las pesas… Ya que un verdadero deportista no abandona su deporte cuando se llega al ocaso de su carrera. Urrutia, quien entrena siete días a la semana, es un verdadero ejemplo de constancia y determinación.