TJ Dillashaw asume responsabilidad por su suspensión

El ex campeón de peso gallo del UFC, TJ Dillashaw, aceptó toda la responsabilidad por la suspensión de dos años que recibió por dopaje positivo, indicando que su equipo no sabía nada sobre el uso de EPO previo a su pelea por el título de peso mosca contra Henry Cejudo en enero.

La agencia antidopaje de los Estados Unidos (USADA por sus siglas en inglés) suspendió a Dillashaw, de 33 años de edad, hasta el 18 de enero del 2021 a principios de esta semana y reveló que arrojó positivo por EPO el 28 de diciembre del año pasado y el 18 de enero. Dillashaw no impugnó la suspensión de dos años y admitió que intentó hacer trampa.

"Me equivoqué", declaró Dillashaw a través de un mensaje en su cuenta de Instagram. "He estado pasando un momento difícil perdonándome por esto, y debería tener un momento difícil. Entiendo las críticas que se me van a presentar, por lo que realmente me siento mal es por cualquier tipo de opinión negativa que he puesto sobre mis entrenadores, mi familia y mis compañeros. Ellos no estuvieron involucrados en esto.

"Tengo que hacer frente a lo que hice. He aceptado los castigos. Me voy a sentar por los próximos dos años. El 18 de enero del 2021 es cuando tengo permitido volver".

Dillashaw (16-4) no ofreció ninguna disculpa a Cejudo, quien lo noqueó en el primer round de esa pelea por el título de las 125 libras. Ni ofreció ninguna disculpa a ninguno de sus rivales anteriores. Cody Garbrandt, ex compañero de Dillashaw que se convirtió en uno de sus rivales, ha criticado públicamente a Dillashaw en los últimos días. Dillashaw noqueó dos veces a Garbrandt, en el 2017 y 2018.

Dillashaw ha sido considerado uno de los mejores peleadores libras por libra en el mundo, incluso después de su derrota en el primer round ante Cejudo. Reveló en su publicación en redes sociales que ha lidiado con dos desgarres en el manguito rotador de ambos hombros y que se someterá a cirugía para cada lesión. Prometió volver al deporte mejor que antes.

"La gente me dice que debería desaparecer y dejar que esto se muera por dos años, pero no creo que esa sea la manera de manejar esto", expresó Dillashaw. "Quiero mostrarle a mi hijo que cuando cometes un error, lo enfrentas. Créanme, me encantaría huír y esconderme en una cueva por dos años.

"Este no será mi final. Volveré. Haré una promesa ahora, volveré mejor y más fuerte. Demostraré que el trabajo duro que realicé es lo que me llevó a donde estoy. No por las malas decisiones que tomé. Todo lo que puedo hacer es redimirme, trabajar más duro y ser mejor. Y lo haré".