Darren Till aprendió la lección y busca llegar a la cima

LIVERPOOL -- Los primeros tres años en la carrera de Darren Till en el UFC se sintieron como una autopista al estrellato.

El carismático peleador de peso wélter estuvo encendido en la segunda mitad del año pasado, gracias a sus victorias sobre Donald Cerrone y Stephen Thompson. Era considerado ampliamente como "la próxima maravilla" en las artes marciales mixtas y recibió una oportunidad por el título contra Tyron Woodley en septiembre.

Pero esa pelea terminó siendo la primera derrota profesional de Till. Woodley lo atrapó con un tremendo golpe de derecha en el segundo round y eventualmente lo estranguló. De acuerdo a UFC Stats, Till no logró conectar un solo golpe en la pelea.

Mientras el peleador de 26 años de edad se prepara para enfrentar a Jorge Masvidal (32-13) en el UFC Fight Night el sábado en Londres, admite que llegó a su primera pelea por el título en el UFC con exceso de confianza.

"Cada campamento tengo obstáculos, pero peleo lo mejor que puedo", declaró Till. "Para Woodley, no hubo nada. El corte de peso fue magnífico, no hubo lesiones. En el campamento, estaba volando. No fallé un golpe todo el campamento. Tenía demasiada confianza. No debí haber estado así de confiado".

Gran parte del enfoque antes de ese combate por el título estuvo en la pelea de Till con la báscula, ya que había fallado en dar el peso para el pleito contra Stephen Thompson y es conocido por batallar con su corte. De acuerdo a Till, sin embargo, el corte fue el más sencillo de toda su carrera. Pero la cantidad de atención que recibió antes de la pelea tuvo un efecto inesperado sobre él.

"Hubo mucha presión para que 'Darren Till marcara el peso' que cuando hice el peso, me sentí, 'Está bien, ya he hecho mi pelea'", sentenció Till. "No estaba preocupado por la prueba por delante y debí haberlo hecho. Sólo creo que hice el peso y pensé, 'Sí, como sea' cuando estaba peleando contra uno de los pesos wélter más grandes de todos los tiempos.

"Debí haber dicho, 'Sí, hice el peso. Ahora es momento de dañar a Tyron Woodley'. Pero no estaba en esa mentalidad".

Fue una lección dura de aprender, pero no crean que Till ha perdido todo el impulso que lo llevó a ese combate por el título. Era la opción obvia para encabezar la cartelera de este fin de semana en Londres, sobre todo contra un rival con un estilo igual de entretenido.

Si Till tiene éxito contra Masvidal, quien pelea representando a Florida, cree que existe una posibilidad que reciba la primera oportunidad contra Kamaru Usman, quien arrebató el cinturón a Woodley este mes. El UFC ya le ha informado a Colby Covington que es el siguiente en la fila, pero algo le dice a Till que esa pelea no ocurrirá.

"Creo que [Covington] quiere pelear contra Woodley", refirió Till. "Creo que, en su mente, puede vencer a Woodley, pero no cree que puede derrotar a Usman".

Si Till no está en lo correcto, dice, también está dispuesto a pelear contra Ben Askren, quien ha estado hostigando a Till en redes sociales desde hace meses y estará presente el sábado en el UFC Fight Night. Eventualmente, Till planea subir a las 185 libras del peso medio, pero siente que aún tiene un poco más en las 170 libras.

Primero lo primero, desde luego, Till debe lucir impresionante contra Masvidal. Pero a la espera de ese resultado, hay muchas peleas grandes por delante. Y aunque su récord invicto ya no existe, la experiencia de perder esa pelea podría haberlo hecho más peligroso.

"Aprendes de tus errores", sentenció Till. "He aprendido. Podría haber tocado ese título y no lo hice. Duele, pero aprendemos de eso".