UFC en ESPN 1: Henry Cejudo "El sueño americano"

play
Declarada la 'guerra' entre Henry Cejudo y T.J. Dillashaw (2:07)

'The Messenger' retó a 'The Viper' en la división mosca y se enfrentarán el próximo sábado 19 de enero. Lo podrás ver a través de ESPN+, 10:00 pm ET y 7:00 pm PT. (2:07)

MIAMI - Henry Cejudo (13-2) reinante campeón mosca, subirá al octágono en su primera defensa de título en el combate estelar de la noche en el UFC 227 por ESPN+. Será contra el monarca de la división gallo T.J Dillashaw (16-3), que bajará de peso buscado convertirse en el tercer peleador del UFC con dos cinturones en diferentes divisiones.

Cejudo viene de sorprender al mundo de las artes marciales en agosto pasado, en UFC 227, cuando destronó al ex campeón de las 125 libras Demetriuos Johnson, quien tenía 11 defensas exitosas y era considerado el mejor libra por libra hasta ese momento.

Fue una cerrada revancha que terminó con una victoria por decisión dividida para el mexicoamericano proclamándose el rey de la categoría.

“Esta no es la primera vez que yo hago impacto en el mundo, la primera fue cuando gané las olimpiadas a los 21 años en China. Después de esa pelea le dije a Demetrious, tú eres la razón porque soy campeón del mundo, no porque te gané, sino que tú me inspiraste a ser mejor” dijo Cejudo a ESPN Deportes Radio

“The Messenger”, como es conocido Cejudo, es el primer peleador en la historia de la empresa que reúne una medalla de oro olímpica y un título de campeón mundial del UFC.

La medalla de oro y sus raíces

Henry nació en Los Angeles hace 31 años, viene de una familia de padres emigrantes que llegaron de México hace 45 años y desde muy pequeño vivió las batallas que la vida le ponía en frente.

“Crecimos pobres, mi padre era alcohólico y lo deportaron de los Estados Unidos cuando yo tenía 5 años, enseguida nos mudamos a Nuevo México y luego a Arizona buscando trabajo para mi madre que estaba sola con seis hijos”, reveló.

Ese niño acostumbrado a sobrepasar obstáculos desde temprana edad, encontró una pasión a los 11 años que marcaría su vida para siempre: la lucha.

“Mi hermano Ángel me dijo un día que ya no teníamos que pelear más por paletas de Chile, había un deporte que por ganar te daban medallas y me gustó. La primera vez que yo perdí pase cinco horas sin hablar recuerdo que mi entrenador me vio y me dijo: Henry tú eres un luchador especial y vas hacer cosas diferentes. Fue algo que marcó mi vida hasta hoy”.

A partir de allí el nombre de Henry Cejudo apareció en todos los trofeos y medallas estatales, luego a los 17 años recibió una llamada del equipo olímpico femenino de Estados Unidos para que sirviera de compañero de entrenamiento de la medallista de plata Patricia Miranda, eso inició su camino al sueño de participar en unos Juegos Olímpicos y ganar.

“Por un mes me quedeé en el comité día y noche, entrenaba con el equipo greco femenino, recuerdo que llamaron a mi entrenador y le dijeron que estaba loco, él dijo Henry está loco, pero loco por sus sueños. Creo que ellos vieron el corazón guerrero que tenía por eso me apoyaron y logré el éxito”, comentó a ESPN.

En agosto del 2008, Cejudo venció al japonés Tomihiro Matsunaga en la final de los 55 kilogramos de los juegos de Beijing, convirtiéndose en el luchador más joven de Estados Unidos en conquistar una medalla de oro olímpica.

El rival más difícil de su carrera

T.J. Dillashaw viene con una racha de cuatro victorias consecutivas, las dosúltimas por la vía del KO ante Cody Garbrandt. Además, detuvo la racha de 31 triunfos consecutivos de Renan Barao en UFC 173 cuando se convirtió en campeón del mundo de las 135 libras.

“Mi plan es finalizar a T.J y enviar un claro mensaje que puedo ganar al campeón de las 135 cuando invade mi terreno, creo que será una guerra de pie y en la lona”, vaticinó.

El pleito será por el cinturón de la categoría mosca, Dillashaw tendrá que bajar a las 125 libras por primera vez en su carrera.

El combate luce una guerra entre dos luchadores de alto nivel.

El futuro

“Yo he completado tres metas que me propuse desde joven, la primera ser buen padre y esposo, la segunda ser campeón olímpico y la última tener un cinturón del UFC” , finalizó diciendo Henry Cejudo.