Justin Rose es líder, Tiger Woods se acercó, y Grillo y Ancer quedaron retrasados

Justin Rose es el líder del BMW Championship. Getty Images

El inglés Justin Rose puso piloto automático y es el líder tras la tercera vuelta del BMW Championship en Pennsylvania, la anteúltima parada de los Playoffs de la FedEx Cup. Faltan sólo 18 hoyos para eliminar a 40 jugadores y definir quiénes serán los 30 elegidos que jugarán, en dos semanas, la etapa final en el East Lake Golf Club, en Atlenta.

Rose hizo 64 golpes (-6) y suma un total de -17. El inglés tomó la punta a su estilo, con una ronda sin errores. Hizo seis birdies en la ida, para cerrar el primer parcial con 29 impactos, y luego anotó nueve pares seguidos en el recorrido de vuelta. Pero no podrá descuidarse. En una cancha muy húmeda, luego de una fuerte lluvia que demoró el inicio hasta el mediodía, muchos jugadores aprovecharon las condiciones blandas, hicieron muy buenas vueltas y están al acecho.

Así es, a cinco golpes o menos de Rose hay un compacto pelotón de 13 jugadores consagrados. A uno, con -16, están el norirlandés Rory McIlroy y el estadounidense Xander Schauffele. A dos, con -15 están el estadounidense Rickie Fowler y el inglés Tommy Fleetwood, que anotó por segundo día consecutivo un score de 62 golpes –(8) y viene inspiradísimo. Con -14, a tres golpes, está el estadounidense Keegan Bradley. Con -13, el ganador del British Open, Francesco Molinari, los estadounidenses Justin Thomas y Billy Horschel, y el japonés Hideki Matsuyama. Finalmente con -12, y aún con alguna chance de pelear el título, cuatro estadounidenses, el campeón del Masters, Patrick Reed, el campeón del Players, Webb Simpson, Gary Woodland y Tiger Woods. El californiano hizo una muy buena ronda de 66 golpes (-4), pero quizás no lo suficientemente buena como para llegar al triunfo tan ansiado.

Woods empezó su tercera vuelta, que no tuvo bogeys, con birdies en el hoyo 1 y en el hoyo 2. Pero a pesar de ese arranque inspirado, de haber “driveado” muy bien y de darse muchas oportunidades con un juego de hierros que lo llevó a acertar 16 de los 18 greens, sólo embocó otros dos birdies en el 15 y en el 16.

“Fue un día de vueltas muy bajas. Yo pegué muy bien y pude haber hecho una muy buena ronda. Miraba el tablero y veía que muchos iban 4 ó 5 bajo par en los primeros nueve hoyos y yo solo había conseguido dos birdies”, explicó Woods, algo decepcionado, al finalizar su recorrido.

Los cinco golpes que los separan de la punta quizás sean muchos para aspirar a un triunfo, que no alcanza desde hace cinco años, y que en esta temporada estuvo varias veces muy cerca de conseguir. Pero lo más probable es que termine dentro de los 30 que jugarán en dos semanas en East Lake, cancha que no pisa desde el año 2013.

Pero lejos de las eventuales preocupaciones por un triunfo de los punteros, en la zona de peligro hay otro pelotón de jugadores que pelea por sobrevivir al cruel corte que dejará a 40 jugadores afuera de la definición. Entre ellos, están el argentino Emiliano Grillo y el mexicano Abraham Ancer.

Luego de haber pasado los cortes anteriores, Grillo llegó a Pennsylvania necesitando alcanzar un puesto 21 para lograr su lugar en Atlanta. El chaqueño empezó la tercera vuelta con un total de -3, ubicado en el puesto 38. La cancha estaba húmeda y se prestaba para atacarla. Una buena ronda lo hubiera puesto cerca del objetivo. Pero el golf es cruel a veces. Grillo hizo birdies en el hoyo 1 y en el hoyo 2 y alentó la esperanza. Pero siguieron siete pares y terminó la ida con un parcial de -2. En la vuelta, el golpe llegó en el par 4 del hoyo 12, donde falló la salida que terminó en el cross bunker. Apenas pudo sacarla dejándose un tercer tiro de 160 yardas al green, desde un pesado rough. Su tercer golpe quedó en el green, pero muy lejos, y terminó tomándose tres putts para un decepcionante doble bogey. Finalmente, en el difícil y largo par 3 del hoyo 17, falló su salida, que acabó en el bunker de la derecha del green, y no pudo hacer approach y putt, llevándose otro bogey. Terminó con 71 golpes (+1) y con un total de -2 está en el puesto 58, muy lejos del imprescindible puesto 21 que lo colocaría en la final.

Ancer, por su lado, hizo una vuelta de 68 golpes (-2) y con -5 está en el puesto 44, sin chances de alcanzar el cuarto puesto que necesitaba para llegar a la etapa decisiva en Atlanta. Gran actuación de todos modos para Ancer que demostró en esta temporada que está a la altura de las demandas en la gira más importante del mundo.

El mal tiempo amenaza con algún retraso el inicio de la vuelta final del BMW Championship, en la cancha del Aronimink Golf Club, en Pennsylvania. Es la tercera etapa de los emocionantes Playoffs de la FedEx Cup, camino a la definición que se disputará en Atlanta dentro de dos semanas.