<
>
2017 Gold Cup, Group Stage 2017
  • Ángel Sepúlveda (22')
  • Edson Álvarez (90'+1')

El Tri, Cura-zao en salud

play
México venció a Curazao en la Copa Oro (0:48)

Con goles de Sepúlveda y Álvarez, la Selección Mexicana se colocó primero del Gurpo C (0:48)

Rafael Ramos Villagrana

SAN ANTONIO -- Diez rotaciones, seis variantes de acuerdo al rival, y además un Plan A y un Plan B, fueron necesarios para que México venciera 2-0 a Curazao (ubicado en el sitio 68 del escalafón FIFA) en el Alamodome ante 44,232 aficionados con boleto pagado.

La victoria, con goles de Ángel Sepúlveda y Edson Álvarez, envía a México a Phoenix a los Cuartos de Final contra Honduras, que se clasificó a esa instancia, sin gol marcado, luego de un forcejeo agradable, porque Curazao, haciendo mejor futbol, jugó sin temores, y por momentos hizo un futbol más vistoso que el Tri.

México viajará a Phoenix este lunes y ante la atención general por contabilizar el número de rotaciones para los Cuartos de Final.

LABERINTOS...

Un galimatías envió a la cancha Juan Carlos Osorio. Diez rotaciones de hombres, y once con el reacomodo de Orbelín Pineda, respecto a Jamaica. El técnico de Curazao, Remko Bicentini, debió tener jaqueca ante el acertijo.

Y se vinieron 20 minutos de desasosiego. Curazao incursionando al área mexicana. Cuatro jugadas que resuelve la defensa, incluyendo un lance desesperado de Jesús Corona. Uno embiste, otro resiste.

Pero la amenaza caribeña caducó al 22'. El Dedos López descolgó por derecha. Le habían explicado que la defensa rival se agrupa hacia el centro. Descubrió de reojo al segundo poste el aislamiento de Ángel Sepúlveda. Éste midió el balón con tiempo hasta para medir con trigonometría. Cuando la joroba tirada por el otro costado, aterrizaba, se lanzó al frente y cruzó el cabezazo. 1-0.

La ventaja dejó un terreno propicio para México. Curazao no sabe, ni quiere, ni puede defender. Lo suyo es ir al frente. Y el Tri se sintió cómodo.

De esa manera, la selección de Osorio se encontró con un mano a mano con el adversario, en el que México ganó en profundidad, pero no en claridad para alterar la salud del 1-0.

Obligados a matar o morir, México y Curazao arrimaron un trámite generoso, con más pausa, comodidad, tranquilidad y oficio por parte de los jugadores mexicanos, ante las intenciones revolucionadas y revolucionarias de los curazaleños.

Con el 1-0 a cuestas, la historia quedaba en suspenso. Fichas que mover, rotaciones que inventar, aguardaban en el vestuario.

Y SUFRIENDO...

Curazao parece haber tenido mejor retroalimentación en el medio tiempo. Arrincona a México y convierte en héroe a Jesús Corona, quien necesita de la ayuda del larguero para mantener en el acoso caribeño su marcador en cero.

Bajo esa consigna de nada que perder, los curazaleños mantienen el hambre de gol, sin importar ceder espacios. De ahí se genera expectación de esa ilusión caribeña por la hazaña.

En la rotación número 12 del juego, México recupera el control del partido. Elías Hernández regresa a darle orden y peligrosidad, obligando a Eloy Room a ejecutar circenses lances para evitar el segundo del Tri.

Pero para México la agonía, en un vaivén intenso del juego, fue marcada por el cierre de Curazao de nuevo amenazando la meta de Corona.

Sin embargo a, 92', en un descuido de la defensa de Curazao, por el desequilibrio de ir al frente, es pescada desordenada, y aparece Edson Álvarez por derecha, solo, con tiempo y espacio, para vencer la salida del Eloy Room, para el 2-0.

Curiosamente, jugando mejor que sus adversarios, Curazao perdió los tres encuentros con derrotas de 2-0 ante Jamaica, El Salvador y México.

Pero la historia se consumó con el 2-0 para México, tras 12 rotaciones al final, seis variantes de acuerdo al perfil de Curazao y la instauración de un Plan A y un Plan B.

Noticias - Gold Cup