Marcone promete fidelidad a Cruz Azul por si algún día vuelve a México

MÉXICO -- Iván Marcone abandonó México y con ello al Cruz Azul. Tras dimes y diretes, el mediocampista argentino tomó el vuelo que lo llevó a Buenos Aires y así integrarse al plantel de Boca Juniors. El ‘Capo’ prometió a su partida que si regresa a México será para jugar con los celestes.

Marcone sumó 20 partidos con la playera de los cementeros para un total de mil 635 minutos. Fue parte clave del plantel de Pedro Caixinha la temporada anterior para conseguir el título de Copa MX y colarse a la final de la liga.

"Fue un paso muy rápido, muy grande en mi carrera que siempre lo voy a recordar porque me ha hecho mejorar y aprender muchas cosas".

Marcone, además de agradecer a la directiva y cuerpo técnico, se va con el cariño que le mostraron los seguidores celestes en todo momento: "Me ha hecho sentir muy cómodo, me ha hecho sentir en mi casa. Creo que mi buen rendimiento, si es que lo hubo, fue gracias a ellos, la verdad que traté de dar lo máximo en la cancha desde el primer día que llegué, en cada entrenamiento. Me llevo el gran cariño y gran recuerdo de esa gran afición".

El futbolista argentino declaró que firmar con Boca Juniors era uno de los objetivos durante su carrera: "La decisión fue tomada, obviamente fue personal, siento que es una propuesta muy importante en mi carrera y bueno con la ayuda del cuerpo técnico, del entrenador más que nada, también con la de Ricardo, ellos me acompañaron en la decisión, me apoyaron. Obviamente que soy consciente que era un jugador importante para el club que no querían que me vaya, pero me entendieron y esperamos que sea algo mejor para mi carrera".

A pesar de que solo estuvo un torneo con la Máquina, en el que llegaron a la final, misma que perdieron ante el América, la carrera de Marcone quedará marcada por el Cruz Azul: "Con Ricardo (Peláez) y Pedro (Caixinha) me acerqué cuando me enteré del interés que había. Pudieron entender, se pusieron de lado del jugador, yo me puse de lado de ellos, pero bueno, estoy muy agradecido con los dos. Pedro es un excelente entrenador, el cuerpo técnico es un grupo maravilloso tanto en lo humano, tanto en lo deportivo. Me voy sabiendo que me quedé con ganas de aprender mucho de ellos. Desearles todo el éxito del mundo, a Ricardo también, fue la persona que confió en mí, que también siempre estaré agradecido. Fue un paso muy rápido, muy grande en mi carrera que siempre lo voy a recordar porque me ha hecho mejorar y aprender muchas cosas".