La cronología del accidente de Emiliano Sala

play
CONFIRMADO: el cuerpo encontrado es el de Emiliano Sala (1:02)

El delantero había tomado un vuelo privado desde Francia a Gales, para sumarse al Cardiff de la Premier League. Tras haber hallado a la avioneta en el fondo del mar, los forenses determinaron la identidad. (1:02)

Este lunes se reveló que la causa de la muerte de Emiliano Sala fue por lesiones en la cabeza y el tronco.

La policía de Dorset, de Reino Unido, había confirmado el jueves pasado que el cuerpo encontrado entre los restos de la avioneta que se estrelló en el Canal de la Mancha fue identificado como el del futbolista argentino.

"El cuerpo traído al puerto de Portland fue formalmente identificado por el forense de Dorset como el del futbolista profesional Emiliano Sala", informó la policía en las redes sociales.

"Las familias del señor Sala y del piloto David Ibbotson fueron informadas. Nuestros pensamientos permanecen con todos ellos", agrega a entidad en su cuenta de Twitter.

El domingo pasado, un equipo de búsqueda privado encontró la avioneta sumergida en el Canal de la Mancha, a 67 metros bajo el nivel del mar y al norte de la isla de Guernsey, entre Inglaterra y Francia, después de 13 días de búsqueda.

"En complicadas condiciones, la AAIB y los compañeros especialistas han recuperado con éxito el cuerpo visto entre los escombros. La operación se ha realizado de la forma más digna posible y la familia ha sido informada durante el proceso", explicó la entidad en un comunicado.

El cuerpo fue trasladado a Portland, en Inglaterra, en tanto que no fue posible recuperar la avioneta debido a las duras condiciones meteorológicas.

La aeronave pilotada por David Ibbotson, que transportaba a Sala el lunes 21 de enero entre Nantes y Cardiff, fue encontrada por el equipo de búsqueda privado dirigido por David Mearns.

El hallazgo del barco FPV Morven, contratado por la familia gracias a una colecta que tuvo cientos de donantes, se produjo en el primer día de búsqueda coordinada entre esta embarcación privada y un barco del Ministerio de Defensa británico.

Cardiff City había fichado a Sala por 15 millones de libras (16,9 millones de euros) tras las negociaciones con Nantes. Luego de firmar su contrato, el atacante nacido en Santa Fe regresó a Francia por trámites personales y para despedirse de sus compañeros.

El avión que transportaba al futbolista estaba desaparecido desde el 21 de enero y la búsqueda pública, que había sido suspendida, fue reanudada el 30 de enero tras un pedido del Gobierno de Argentina. Por esas horas se habían encontrado restos que podrían pertenecer a su aeronave.

Se trataba de dos cojines de asientos del avión hallados en una playa de Normandía, que según las primeras investigaciones podían pertenecer al Piper PA-46 Malibú que se perdió de los radares.

Mientras tanto, la familia de Sala había iniciado una búsqueda de forma privada con las 259.000 libras (300.000 euros) recaudadas a través de la plataforma de financiación colectiva GoFundMe.

Las autoridades británicas cancelaron la búsqueda de la aeronave el jueves 24 de enero, alegando que no quedaba esperanza de encontrar con vida al atacante, de 28 años, y al piloto David Ibbotson, de 59, que manejaba la avioneta. El jefe del operativo, David Barker, afirmó que "las chances de supervivencia son extremadamente remotas".

Las fuerzas de seguridad informaron que tres aviones y cinco helicópteros llevaron a cabo 80 horas de "tiempo de vuelo combinado" para buscar la avioneta, que despegó de Nantes (Francia) con destino a Cardiff (Reino Unido).

El Servicio Meteorológico británico informó que en el momento en que desapareció la avioneta había algunas lluvias, pero no intensas, y que los vientos eran moderados.

Todavía persiste la duda sobre lo que ocurrió con Dave Henderson, un piloto con mayor experiencia en la tarea, que solía encargarse de estos trayectos y que decidió no hacerlo a último momento.

 La Policía de Guernsey acaba de anunciar que se terminó la búsqueda activa del avión que llevaba a Emiliano Sala. "Las chances de supervivencia son extremadamente remotas", dijo David Barker, el capitán de equipo.