<
>

El Camp Nou despedirá a Luis Enrique

play
Luis Enrique confía en rivales del Madrid (0:41)

El técnico blaugrana habló sobre el desempeño de su equipo antes las palmas y el cierre de temporada en La Liga. (0:41)

BARCELONA -- Luis Enrique dirigirá este domingo su último partido en el Camp Nou y al margen de suponerse una jornada pasional por el desenlace de una Liga en la que el Barça sigue soñando el entrenador asturiano será protagonista especial. El club y una parte de la afición le dedicarán un homenaje de despedida.

El Barcelona no ofrece ninguna pista acerca de lo que podría preparar este domingo en el caso que esa necesaria, y milagrosa, carambola le regalase el título de Liga, por lo que no se habla acerca de ninguna fiesta preparada en el Camp Nou, que surgiría sobre la marcha en caso de que una victoria, necesaria, frente al Eibar se sumase a la indispensable derrota del Real Madrid en Málaga.

Así, entendiendo necesario mantener la concentración del equipo, el club se ha desmarcado de cualquier otro escenario que no sea el partido por si mismo pero sí le ofrecerá un adiós especial a su entrenador.

Luis Enrique, lo ha proclamado más de una vez, es poco amigo de este tipo de reconocimientos pero antes de que comience el partido frente al Eibar verá como desde la gradería de lateral se desprende una pancarta gigante en que se agradecerán sus tres años como entrenador del primer equipo.

La grada de animación, por su parte, prepara igualmente un homenaje personalizado para Luis Enrique, quien desde el primer momento se convirtió en gran defensor de su presencia en la primera gradería del gol norte y nunca ha ocultado su apoyo hacia un grupo que ha despertado opiniones encontradas entre el resto de la afición del Camp Nou.

Si la relación entre el entrenador asturiano y buena parte de la hinchada del Barça ha sido en momentos tirantes y en otros muy cercana en base a los resultados del equipo, no librándose de algunas protestas airadas en momentos determinados, la grada de animación se ha destacado siempre por un apoyo incondicional, coreando su nombre incluso en los peores escenarios y este domingo le despedirá de manera especial.

A la vista de los tres precedentes en que el Barça conquistó el título en la última jornada (hace de ello más de dos décadas) gracias a sus victorias en el Camp Nou y a los tropiezos de Real Madrid (dos veces) y Deportivo de La Coruña, se recuerda que no hubo ninguna fiesta preparada de antemano por parte del club y eso es lo que se entiende debe suceder otra vez este domingo.

Si se consuma el milagro, la fiesta será por todo lo alto, sin duda… Pero sin ningún tipo de organización previa. Eso solo se contempla en el adiós a Luis Enrique.